Duro revés a Horizon tras el bloqueo de su acuerdo con Amgen

IG Markets

La Autoridad Federal de Comercio ha dado su veredicto a la operación entre Horizon Therapeutics y Amgen, con un valor estimado de unos 25.500 millones de euros, debido a la posible creación de un gigante farmacéutico que podría conformar un monopolio.

Horizon Therapeutics se ha hundido más de un 15% en la jornada de este martes, mientras que Amgen cae cerca de un 1%. La biotecnológica estadounidense Amgen cerró el acuerdo para comprar Horizon hace apenas cinco meses, el anuncio disparó las acciones de la segunda, mientras que Amgen se ha desplomado más de un 11% desde entonces.

Sin embargo, este tipo de operaciones está sujeta a la normativa vigente y a los reguladores, en este caso la Autoridad Federal de Comercio, que pidió ante la Justicia la anulación el acuerdo al considerar que se trata de una operación ilegal. En este sentido, la Administración trata de impedir que la industria farmacéutica pueda concentrarse y evitar un poder excesivo.

La FTC no dudará en desafiar las fusiones que permitan conglomerados farmacéuticos para afianzar sus monopolios en el expensas de los consumidores y la competencia leal

La institución estadounidense trata de frenar en los tribunales este acuerdo de fusión, por el Amgen habría pagado una cantidad astronómica por Horizon. No obstante, será un juez quien decida si la operación sigue adelante, más tras analizar las pruebas presentadas. Las empresas, por su parte, consideran que la situación no derivaría en un monopolio.

HORIZON SE DESPLOMA EN BOLSA, MIENTRAS AMGEN AGUANTA

El principal perjudicado es la comprada, Horizon Therapeutics, dado que su valor se ha hundido en Bolsa más de un 15%, hasta capitalizar 21.800 millones de dólares, un 25% por debajo del valor de compra. Para el organismo público, la operación de Amgen afianza las «posición de monopolio» en los tratamientos oculares y para la gota, dos medicamentos que no tienen competencia en el mercado y que sería una fuerte barrera de entrada para evitar la entrada de rivales en el sector.

Wall Street castiga a Horizon
Wall Street castiga a Horizon

Horizon fabrica Tepezza para una enfermedad ocular tiroidea, mientras que Krystexxa sirve para paliar la gota. El precio de ambos es de 350.000 y 650.000 dólares, respectivamente.

«La FTC no dudará en desafiar las fusiones que permitan conglomerados farmacéuticos para afianzar sus monopolios en el expensas de los consumidores y la competencia leal», aseguró la directora de la institución, Holly Vedova.

La agria decisión ha sentado como un jarro de agua a Amgen, la oferente, que se ha mostrado decepcionada por esta polémica decisión, aunque considera que sólo es una piedra en el camino y que finalmente se cumplirán los acuerdos alcanzados en diciembre del pasado año. En la misma línea se ha mostrado Horizon, al considerar que habrá una mayor disponibilidad de tratamientos y medicamentos para enfermedades raras en todo el mundo.

META, MICROSOFT Y AHORA AMGEN

No es la primera vez que esta autoridad trata de tumbar un acuerdo de calado. Hace unas semanas demandó ante los tribunales el acuerdo entre Microsoft y Activision Blizzard. Además, ha tratado de desautorizar la compra de Meta (Facebook) sobre Within Unlimited, una plataforma de videojuegos de realidad virtual. Todo ello, a pesar de que el gigante tecnológico no compite en este sector.

De hecho, un juez federal denegó la demanda y el bloqueo, obligando así a recular a la Autoridad Federal de Comercio.

El rechazo a la compra deja a Amgen en una situación delicada, ya que con Horizon Therapeutics en su perímetro se impulsarían los ingresos en un momento en el que las ventas se han hundido ante la aparición de medicamentos. En concreto, Horizon aportaría 3.600 millones de dólares en ventas, con una estimación de 5.300 millones para 2026.

Amgen y Horizon desmienten las acusaciones y aseguran que no habrá agrupación de medicamentos. Además, la oferente ha aseguró que se fijó en Horizon por su fabricación de medicamentos biológicos complejos, elaborados con células vivas, que junto con el poder comercial de Amgen podría incrementar las ventas globales de ambas compañías tanto en EE UU como en el resto del mundo. De hecho, Amgen apenas tiene productos de esta composición, por lo que sería descartable una demanda por monopolio.