sábado, 20 julio 2024

Cox Energy y TSK generarán con Abengoa 40.000 MW en una alianza histórica

Las españolas Cox Energy y TSK han sellado un acuerdo para salvar a Abengoa con proyectos con un valor de más de 4.000 millones de euros, tal y como ha adelantado en exclusiva MERCA2 este lunes. El pacto se materializaría únicamente en el caso de que Cox Energy ganara el concurso de acreedores de Abengoa. En este sentido, el juez estudia desde hace 24 horas las cinco mejoras llegadas al administrador concursal.

En energía, la suma de experiencia de las dos ingenierías en la construcción de plantas de generación supera los 40.000 MW en el ámbito de las renovables, tanto en solar y eólica, como en biomasa, geotermia e hidráulica, según las fuentes consultadas por este medio. Asimismo, también se incluyen en los proyectos las centrales de ciclo combinado donde TSK es un referente internacional con la ejecución de 10 plantas, con una potencia total de más de 5.000 MW, en este momento.

Se trata de una alianza que sólo se activaría en caso de que Cox Energy ganara el concurso de acreedores

Como ejemplo en energía termosolar, tanto TSK como Abengoa son líderes mundiales en capacidad tecnológica así como en capacidad instalada, habiendo desarrollado, diseñado, construido y/u operado plantas termosolares en cuatro continentes con una capacidad total conjunta que supera los 3 GW, que representan aproximadamente el 50% de la capacidad mundial instalada.

LAS SINERGIAS ENTRE TSK Y COX ENERGY

En este pacto, TSK aporta a Cox Energy conocimiento del mercado, capacidad de gestión de proyectos EPC, el acceso a nuevos clientes y nuevos proyectos, así como referencias en energía convencional, plantas industriales, hidrógeno y minería. El acuerdo contempla proyectos de 4.000 millones de euros para iniciar las sinergias en el mismo momento en el que la compañía presidida por Enrique Riquelme sea la adjudicataria del concurso de acreedores de Abengoa.

En lo que se refiere a aguas, Abengoa es líder en desalación y ambas empresas «tienen experiencia en depuración y potabilización», según las fuentes consultadas. Como primer paso de esta alianza, se ha identificado una lista de potenciales proyectos que incluye oportunidades a corto, medio y largo plazo, en países como Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes o Marruecos. En este último país, se está llevando a cabo el proyecto Midelt, una planta solar híbrida de 800 MW, que combina tecnología fotovoltaica, termosolar y almacenamiento; junto con una desaladora en Egipto y varias plantas fotovoltaicas que suman más de 1.000 MW, entre otros.

Con este acuerdo, Abengoa podrá desarrollar su propia viabilidad en el corto y medio plazo; junto con su «españolidad», uno de los requisitos que busca el Gobierno de Pedro Sánchez para bendecir la solución al concurso de acreedores.

LA ALIANZA GARANTIZA LA ESPAÑOLIDAD DE ABENGOA

Cabe señalar que TSK ni es accionista ni tiene control alguno de la compañía sevillana. «Se trata de una alianza que sólo se activaría en caso de que Cox Energy ganara el concurso de acreedores», han destacado las fuentes consultadas. Así, Abengoa, una vez en el perímetro de Cox Energy, podría acudir a los proyectos o adjudicaciones internacionales con TSK, una sinergia que les daría mayores opciones de resultar ganadoras tanto por experiencia como por financiación.

tanto TSK como Abengoa son líderes mundiales en capacidad tecnológica así como en capacidad instalada energía termosolar

Esta alianza para Abengoa le abriría la puerta a los proyectos licitados por TSK, que alcanzarían los 4.000 millones de euros, y la sevillana sería la invitada. El proyecto de Midelt, por ejemplo, se opta a unos 800 millones de euros, el cuádruple de lo ofrecido para hacerse por la compañía que fuera líder de renovables en España.

El juez decide ahora sobre Abengoa
El juez decide ahora sobre Abengoa

Riquelme ha guardado esta penúltima bala tras expirar el plazo para presentar las ofertas por Abengoa, cuya situación está al límite. La propia Cox Energy pagó hace apenas unos días cerca de 2,5 millones de euros para abonar las nóminas de febrero y parte de la extra de Navidad. La necesidad de liquidez ahoga a la compañía sevillana, que necesita entre 50 y 60 millones de euros para hacer frente a gastos corrientes y poder continuar su actividad.

RIQUELME AFRONTA EL PAGO POR ABENGOA CON RECURSOS PROPIOS

Sin el músculo financiero de Riquelme, que sufragaría la compra de Abengoa con recursos propios, Abengoa se hubiera visto obligada a deber aún más sueldos a la plantilla, una situación agónica para los más de 9.000 trabajadores que esperan desde hace dos años una solución. La plantilla, en todo caso, no contempla la liquidación como una vía para Abengoa, pero conocen las cifras de deuda y la dura negociación con la banca.

De hecho, Riquelme o el ganador del concurso tendrá que negociar la próxima prórroga de los avales por valor de 350 millones de euros, un montante muy elevado, más cuando la compañía debe 6.000 millones de euros a los acreedores, entre los que se encuentran Banco Santander, CaixaBank y HSBC, entre otros.


- Publicidad -