miércoles, 1 febrero 2023 13:09

Jarro de agua fría en la banca del Ibex 35: Lagarde dispara las alarmas

spot_img

La banca cotizada en el Ibex 35 vive una jornada negra tras las nuevas declaraciones de Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo. La mayoría de funcionarios del BCE esperan ahora una subida del 0,75% frente al 0,25%, un movimiento que ha sentado como un jarro de agua fría en el mercado.

un gran número de funcionarios se decanta por un aumento de 75 puntos básicos, en lugar de subir los tipos en un 0,5%

La división en el seno del BCE se centra en una respuesta más agresiva ante la inflación. Todas las voces coinciden ahora en las subidas de tipos de interés, pero si éstas serán del 0,75% o del 0,25% dependerá de la situación. Por el momento, según Bloomberg, «un gran número de funcionarios se decanta por un aumento de 75 puntos básicos, en lugar de subir los tipos en un 0,5%».

Recientemente, Philip Lane, economista jefe del BCE, ha propuesto un paso intermedio, un aumento del 0,5%. Otros, en cambio, prefieren subir los tipos en una menor tasa, al 0,25%, pero exigiendo a Lagarde un compromiso público de dar más aumentos al mismo nivel en las próximas reuniones. Por el momento, la presidenta organismo ha cumplido con esta segunda condición, por lo que no se podría descartar un menor ritmo de subida.

LA BANCA DEL IBEX 35 PIERDE 2.700 M€ CON LAGARDE

En total, en esta posible recogida de beneficios, la banca del selectivo español pierde más de 2.700 millones de euros. Prácticamente, la mitad de la pérdida corresponde a Banco Santander, con 1.367 millones de euros, seguido de BBVA, con 672 millones. CaixaBank se deja 375 millones, mientras que Bankinter evapora 182 millones. Sabadell se ha dejado otros 56,5 millones y Unicaja Banco se deja otros 53 millones de euros.

Las entidades financieras, a excepción de Banco Sabadell y CaixaBank, han retrocedido más de un 2% en el inicio de la temporada de resultados. Bankinter ha dado el pistoletazo de salida, como es habitual, con una subida del 28% en el beneficio, hasta los 560 millones de euros. De esta forma, ha logrado el objetivo marcado para este 2023 un año antes de lo previsto. Sin embargo, los números del último trimestre han dejado mal sabor de boca a los analistas, al obtener menores ingresos por comisiones.

Christine Lagarde y sus políticas centran el debate en Davos
Christine Lagarde y sus políticas centran el debate en Davos

No obstante, la banca cotizada estaba escuchando con atención las declaraciones de Christine Lagarde y borraba el rumor de una subida de tipos más pausada tras la reducción del ritmo de subida de la inflación en la Eurozona. La máxima supervisora de la banca europea no sólo ha cerrado la puerta a una subida del 0,25%, sino que habrá nuevos incrementos hasta atajar un problema ajeno al BCE debido a que el aumento de los precios no se debe a la demanda, sino a la oferta, como está ocurriendo con la recesión que asola varios países de la Eurozona, incluyendo Alemania, a pesar de que los datos muestran un frenazo económico.

LAGARDE ADVIERTE DE MÁS SUBIDAS DE TIPOS, PERO ¿SERÁN AGRESIVAS?

«Tenemos cifras muy elevadas de inflación», ha asegurado Lagarde. En el BCE se está mirando con lupa la evolución del índice general y de la subyacente, que elimina el efecto de los precios energéticos y productos frescos. «Se mire por donde se mire, la inflación es demasiado alta», ha sostenido en el foro de Davos.

Lagarde, en todo caso, no ha admitido la culpa ni la responsabilidad de los bancos centrales en el contexto económico actual. Y es que, tras una década de flexibilidad y tipos de interés que han llegado a tasas negativas. La actuación de estas entidades, como el BCE, ha provocado la aparición de distintas burbujas, tanto en la renta variable como de la renta fija, así como en sectores de alto riesgo, como las criptomonedas. El motivo es que la abundancia de liquidez se ha dirigido durante los últimos años a inversiones no aptas para cardíacos, un hecho que ha estallado tras las primeras subidas de tipos de interés, como ha ocurrido en las divisas digitales como en el sector tecnológico, entre otros.

EL EURÍBOR, POR ENCIMA DEL 3,3%

En ese tiempo, los bancos centrales se han olvidado de los objetivos de inflación -en un nivel cercano al 2%- ni tampoco se han preocupado por el déficit y la deuda con la excusa de la pandemia. Pero ahora, tarde y mal, Lagarde afirma que tiene la «determinación» de bajar el ritmo de ascenso de los precios «tomando todas las medidas». Así, ha sacado pecho de la subida al 2,5% en los tipos de interés en apenas seis meses. Una escalada que continuará en febrero. Se estima que los tipos de interés pueden acabar el año en niveles cercanos al 4%.

Por el momento, la banca mantiene el euríbor, el indicador más utilizado para el cálculo de intereses de las hipotecas, por encima del 3,3%, un 32% por encima de los tipos oficiales en la Eurozona. La banca, tal y como ha asegurado Bankinter, mantiene un gran colchón de liquidez, tanta que no necesita captar dinero en depósitos y uno de los motivos por los cuales no habrá aún remuneración. Sin embargo, sí se está utilizando este efectivo para remunerar las cuentas y domiciliaciones relacionadas con las nóminas.


- Publicidad -