miércoles, 1 febrero 2023 13:18

El mercado espera que BBVA suba el dividendo a 0,46 €, el más alto desde 2008

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha asegurado que subirá «con creces» el dividendo a cuenta de 2022. El pasado ejercicio abonó una cantidad total de 0,31 euros brutos por acción. El mercado espera ahora una subida del 50% en la retribución al accionista, hasta los 0,46 euros por acción, un nivel que supondría el mayor dividendo desde 2008.

El banco baraja una subida de entre el 9% y el 36%, es decir, entre un 0,415 y 0,519 euros. De alcanzar el nivel más elevado, el dividendo del BBVA supondría el más alto desde la burbuja inmobiliaria de 2007, aunque sensiblemente inferior al abonado aquel año.

La recesión económica podría lastar a los valores cíclicos, provocando recogida de beneficios en sectores como el bancario

A falta de los resultados del cierre del año 2022, «las estimaciones podrían ir encaminadas por dichas cifras, ya que esto se debe buen rendimiento del banco gracias al cambio de política monetaria de los bancos centrales», ha sostenido Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de MERCA2. BBVA repartirá entre el 40% y el 50% del beneficio obtenido en 2022 y espera que el beneficio en este año sea mayor debido a una menor incertidumbre y un mayor aumento de los tipos de interés, como tienen previsto hacer tanto la Reserva Federal de EE UU como el Banco Central Europeo.

BBVA ABONARÁ EL DIVIDENDO MÁS ELEVADO DESDE 2008

Estos 0,46 euros supondrían unos cuatro céntimos menos de los pagados en 2008, cuando la entidad, entonces presidida por Francisco González, abonó un total de 0,5 brutos por título. La sorpresa y grata para los accionistas pasaría por alcanzar niveles similares a los de 2007, cuando el banco repartió un total de 0,73 euros por acción. Aquel pago se realizó en tres pagos de 15,2 céntimos y uno de 27,7 céntimos. Todos ellos en efectivo. Entre 2009 y 2022, el dividendo de BBVA se ha movido cerca de los 0,31 euros por título, con una variación absoluta de apenas dos céntimos.

Asimismo, Torres ha asegurado que BBVA incrementará en un 50% el objetivo de crédito sostenible, hasta los 300.000 millones de euros frente a los 200.000 fijados en el último plan estratégico de la compañía. Los 0,46 euros brutos por acción, según espera el mercado de BBVA, son factibles siempre y cuando se cumpla el guión de los bancos centrales.

Asimismo, no es la única alegría que se llevarán los inversores. Además de la elevada retribución, el buen desempeño de las acciones también supondrá una plusvalía potencial en el patrimonio de los accionistas debido a las expectativas de las subidas de tipos de interés.

BBVA Y EL SECTOR FINANCIERO AFRONTAN LA RECESIÓN DE 2023

Para Morín, no obstante, debe prevalecer la precaución. «La recesión económica podría lastar a los valores cíclicos, provocando recogida de beneficios en sectores como el bancario y huyendo hacia más defensivos o refugios, aunque son valores que pueden comportarse bien en la primera parte del año, hay que tener cautela», ha sostenido.

Carlos Torres, presidente de BBVA
Carlos Torres, presidente de BBVA

Asimismo, el precio de las acciones del sector estará condicionado a los niveles de resistencia que vaya afrontando las entidades financieras en las cotizaciones. «Todo dependerá de la disposición de ofertantes y demandantes, los cuales siguen pendientes de la exposición del sector fuera de España», ha destacado.

EL POTENCIAL DE BBVA, ENTRE EL 10% Y EL 29%

Según el experto de IG Markets, BBVA tiene un potencial de subida hasta los 7,9 euros por título, un 23% por encima de los precios de cierre de este lunes. Las resistencias para la acción se encuentran en los 7,1 y 7,93 euros. Los soportes, por su parte, se encuentran un 27% por debajo, hasta los 4,65 euros por acción.

Y es que, las perspectivas para BBVA son elevadas para este 2023, con un potencial del 10%, hasta los 7,04 euros por título. La mayoría de analistas que sigue el valor aconsejan comprar acciones de la entidad vasca, con Banco Santander a la cabeza. La entidad cántabra espera alcanzar los 8,3 euros por acción, un 29% por encima de los niveles de cierre de este lunes; mientras que el equipo de análisis de Landesbank, segunda en el ránking de Bloomberg, se queda con los 6,75 euros por acción.

Sin embargo, BBVA no es ajena a los riesgos. En su entrevista de más de 13 minutos, Torres ha pasado de puntillas por Turquía, a la que considera una inversión estratégica y un logro haber alcanzado el 86% en Garanti. De las fuertes diferencias entre el máximo mandatario y el consejero delegado, Onur Genç, no ha habido cuestiones. Y es que, esta pelea interna podría crear cierto nerviosismo a los inversores, aunque de cara al público «parece que tienen todo controlado».

LOS EMERGENTES, FOCO DE PREOCUPACIÓN POR SU IMPACTO

Asimismo, los riesgos para la banca española pasan por los «países emergentes, donde las tensiones geopolíticas, sumado a la presión de la inflación puede perjudicar mercados importantes». Para el BBVA, el foco pasa por Turquía. Por su parte, Banco Santander «mira con lupa uno de sus mejores mercados, como lo es el brasileño, el cual ha sido ha sido el culpable de la mejora en las cuentas en los primero nueve meses del 2022, por lo que una escalada de la inestabilidad, provocaría una hecatombe en algunos valores del Ibex 35».

De cara al inversor, cada perfil deberá estudiar si el próximo dividendo de BBVA es suficientemente atractivo para realizar ingresos de forma pasiva. Esta opción ha cogido fuerza en el Ibex 35 tras la pandemia, alcanzando una alta rentabilidad en algunas compañías, como Enagás, Endesa y Logista, que ofrecen cerca de un 9%, 8% y un 6%, respectivamente.

Por último y como recomendación, Morín ha indicado que este 2023 ha comenzado con cierta «euforia», con un Ibex 35 subiendo más de un 7% en la primera quincena. «Habrá que tener cierta cautela y observar bien la exposición que queremos realizar en nuestra cartera, con especial intención de analizar activos refugios de cara a posibles turbulencias económicas», ha finalizado.


- Publicidad -