domingo, 29 enero 2023 23:43

Los mineros del bitcoin, los grandes perdedores del criptoinvierno

spot_img

El criptoinvierno del bitcoin ha dejado héroes y villanos en este universo intangible. La quiebra de FTX ha sido la más sonada, pero también de otras plataformas dedicadas al intercambio de estos activos desregularizados. Los mineros han pasado de ser el eje y motor principal de las criptomonedas a ser los grandes damnificados en este 2022.

Los mineros no logran enjugar la volatilidad y la rentabilidad en el bitcoin con una menor producción, pese a la gran capacidad de compilación de datos

Mientras la Comisión de Servicios Financieros de la Casa Blanca trata de tomar testimonio a Sam Bankman Fried, ex CEO de FTX, a raíz de sus propias declaraciones en las últimas semanas, los problemas persisten para el mercado de los criptoactivos. No son pocas las voces que hablan de un suelo en el bitcoin e incluso hablan de una «capitulación» en el mercado, pero la realidad podría ser aún más cruda. Sin el aliciente de la minería, el bitcoin tiene un futuro muy incierto, más cuando la esperada regulación para este mismo año va en la dirección opuesta a la prevista.

«Los gobiernos tratan de controlarlo todo y la creación del dólar y el euro digitales es una clara muestra de ello», han sostenido fuentes del sector consultadas por MERCA2. De esta forma, la teoría apunta a la retirada del dinero en efectivo y controlar así los pagos de todos los ciudadanos en cada momento.

LA DEBACLE DEL BITCOIN Y LOS ALTOS PRECIOS DE LA ENERGÍA ELIMINAN LA RENTABILIDAD

Con la debacle de las criptomonedas, las principales empresas dedicadas a la minería del bitcoin mineros se derivan de la gran cantidad de energía necesaria para poder rentabilizar el negocio. Desde marzo de este año, los precios de la electricidad se han disparado en todo el mundo y ha dejado facturas inasumibles que han dañado especialmente al ecosistema cripto. Sin embargo, también se han visto afectados por la crisis de los microchips y la escasez de material informático de alta calidad y rendimiento. Las tarjetas gráficas no sólo han subido el precio, sino que la oferta entrega los pedidos con cuenta gotas.

La minería de bitcoin, hundida por la escasa rentabilidad
La minería de bitcoin, hundida por la escasa rentabilidad

La situación en esta recta final del año es similar a la registrada en verano, cuando miles de granjas de mineros dejaron su actividad por los altos precios de la luz. Estas alzas han provocado un desplome de la rentabilidad para los mineros, pero éstos también se ven afectados por la alta volatilidad del mercado y la quiebra de los tokens no está ayudando. Durante el 2017, estos activos fueron muy rentables, hasta la llegada de la pandemia. En 2021, la burbuja creada comenzó a implosionar y en este 2022 se ha confirmado una debacle sin precedentes. Todo el sector tecnológico ha caído con una fuerza inusitada y las criptomonedas no son ajenas a esta sangría.

Los mineros intentaron paliar los problemas tratando de contratar la energía más barata posible. Sin embargo, la crisis energética en Europa ha disparado los precios. En ningún lugar del Viejo Continente es rentable esta actividad a los precios actuales, entre un 200% y un 500% más respecto a los precios de 2020.

LAS PRINCIPALES MINERAS DE BITCOIN SE HUNDEN EN BOLSA

La crisis energética casi se ha llevado por delante a gigantes como Riot Blockchain, Stronghold Digital Mining, Marathon o Core Scientific. Las caídas en estas compañías van desde el 80% al 98% en Bolsa este año, con una pérdida de capitalización de 11.200 millones en el caso de Riot; más de 5.200 millones han perdido los inversores de Core Scientific; y otros 15.600 millones se han volatilizado en Marathon. En el caso de Stronghold Digital Mining, la caída en Bolsa alcanza el 96%, con una pérdida de capitalización de 1.400 millones. Una auténtica sangría y cuyo montante es muy similar al perdido en la quiebra de FTX.

Para tratar de paliar la crisis, estas empresas han puesto en marcha nuevas estrategias en el uso de la energía para tratar de mejorar la rentabilidad, pero aún así, la tendencia es claramente bajista para el sector.

Riot ha dado a conocer una producción récord en este mes de noviembre, de 521 bitcoin, unos 10,78 millones al precio máximo de ese mes. Sin embargo, desde el 31 de octubre, la reina de las criptomonedas se ha hundido cerca de un 21% hasta los niveles actuales. En total, Riot tiene aproximadamente 6.897 bitcoin desde su fundación, en 2017. Sin embargo, el precio de la divisa digital se sitúa ahora muy cerca de los máximos de aquel año, cuando explosionó el primer criptoinvierno y dejó el precio por debajo de los 10.000 euros hasta la irrupción de la pandemia.

LOS MINEROS LUCHAN CONTRA LA VOLATILIDAD Y EL DESPLOME DEL BITCOIN

Para poder soportar la situación, Riot ha tenido que desprenderse este mes de noviembre de unos 450 bitcoins, minados entre el 2017 y 2020, al obtener una ganancia de 8,1 millones de dólares. En total, emplea a unos 72.430 mineros con una capacidad total de 7,7 exhash por segundo.

En este sentido, la compañía advierte de los riesgos persistentes. «La variación en un grupo de minería puede afectar los resultados y, si bien esta variación debería equilibrarse tiempo, puede ser volátil a corto plazo. Esta variación condujo a una producción de bitcoin más baja de lo esperado en el mes de noviembre, en relación con nuestra tasa de hash», ha destacado

Por ello, aplicará una transición a otro grupo de minería que ofrece un mecanismo de recompensa más consistente, de modo que Riot «se beneficie plenamente de nuestra capacidad de tasa de hash a medida que trabajamos hacia nuestro objetivo», que no es otro que alcanzar los 12,5 EH/s en el primer trimestre de 2023. Todo en un año en el que el bitcoin ha perdido un 61% de su valor.


- Publicidad -