sábado, 28 enero 2023 5:19

Los consejos para hacer los torreznos de matrícula de honor

Los torreznos son una de las recetas que no pueden faltar en alguna ocasión especial. Un preparado que ha pasado a ser uno de los típicos de la gastronomía española, y del que se ha hecho de ver, también, como parte de las guarniciones más famosas.

Motivo de ello es que se conforman parte del patrimonio gastronómico de la humanidad por la UNESCO. Además, son típicos de toda España, por lo que hacen verse siempre como un recurso de gran interés por todos. Y, obviamente, tienen un sabor muy particular. ¿Quieres conocer cómo podemos hacer estos torreznos? Te mostramos su preparado desde nuestro portal de MERCA2.

El torrezno bien hecho es una delicia

Torrezno bien hecho

Aunque el torrezno no es un invento nuevo, solo hace unos años que se ha puesto de moda como si de una delicatessen se tratase. Y no es para menos. Cuando un torrezno está bien hecho es una auténtica delicia. El problema es que, por mucho que el nivel vaya mejorando, en la mayoría de bares siguen siendo terroríficos.

En la mayor parte de España el torrezno es un aperitivo elaborado con panceta de cerdo frita hasta el extremo y dura como una piedra. Pero la cosa cambia en Soria, donde hacen los mejores torreznos que podemos encontrar, y cada vez es más fácil hallar el que hoy nos ocupa: un estupendo aperitivo, crujiente por fuera y jugoso por dentro. Sigue leyendo, vamos a repasar su receta.

Así los puedes preparar fácil en sencillos pasos

freir torreznos Merca2.es

Otra de sus claves se encuentra en el propio material donde, para la elaboración del famoso torrezno de Soria, se selecciona la zona más jugosa del cerdo, la parte ventral, también conocida como ‘alma o íntima’, que es perfecta para darle su textura envolvente al torrezno.

Esta parte del cerdo ha evolucionado enormemente. Y es que antes, uno de los aspectos que más se valoraban era la cantidad de grasa con la que llegaba a la matanza. Hoy ya no es así, puesto que ya no se necesita la grasa del animal para la conservación de las chacinas. Estos son los pasos para que te queden en su punto y con una jugosidad extrema:

  • Sacar la panceta curada del envase de plástico o de la nevera 24 horas antes, para luego colgarlos o ponerlos en un sitio fresco y seco para que se oree bien.
  • Echamos aceite en una sartén hasta cubrir el fondo.
  • Ponemos el fuego en posición lenta.
  • Cortamos la panceta en lonchas de 1,5 centímetros, aproximadamente, y los colocamos con la piel hacia abajo.
  • Dejamos freír unos 20 minutos vigilando que los torreznos no se caigan y observando cómo van apareciendo las burbujas características en toda la piel.
  • Transcurridos los 20 minutos (cuando la piel se haya convertido en la corteza cubierta de burbujas), ponemos un fuego alto y tumbamos los torreznos para freírlos bien. Unos 10 minutos por cada lado o al gusto.

- Publicidad -