miércoles, 7 diciembre 2022 16:43

Los concursos se ceban contra las empresas más pequeñas

La mayor parte de las empresas que presentaron procesos de concursos en el tercer trimestre del año fueron las más pequeñas y de reciente creación, de acuerdo con los datos que ha presentado este lunes por el Colegio de Registradores.

Los resultados, que parecen dar por ciertas las palabras del presidente de la ATA, Lorenzo Amor, en una entrevista reciente con Merca2, de que el reto de los autónomos era aguantar por los próximos 18 meses.

Los datos de los registradores señalan que el número de empresas y de personas físicas con actividad empresarial que están bajo procesos de concursos se situó en 2.299, a los que se suman 809 casos de personas físicas sin actividad empresarial. Entre todos, sumaron 3.108 los casos de concursos registrados entre julio y septiembre, una cantidad que representa un aumento del 30% con respecto a igual periodo del año pasado.

La dinámica empresarial de los últimos meses ha estado sometida a los efectos de los incrementos de precios en las estructuras de costos de las compañías

La dinámica empresarial de los últimos meses ha estado sometida a los efectos que han tenido los incrementos de precios -sobre todo de la energía– en las estructuras de costos de las compañías, a lo que se han sumado las subidas de los tipos de interés ordenadas por el Banco Central Europeo, en un intento por detener las presiones inflacionarias sobre las economías a nivel global.

EL COSTO DE LA DEUDA

El problema es que una de las consecuencias que ha tenido el aumento de las tasas es que el financiamiento se ha encarecido y, por lo tanto, las empresas que tenían niveles elevados de deuda han registrado problemas a la hora de cumplir con sus obligaciones.

De allí que prácticamente la mitad de las empresas que han entrado en concurso sean las que registran facturaciones por debajo de los 250.000 euros al año, por ser la soga más delgada en la ecuación empresarial. En el contexto actual, las compañías más pequeñas y los autónomos han debido acudir al financiamiento como un mecanismo para aguantar, pero no todas lo logran.

Así ha pasado con las empresas de reciente constitución, que también resaltan entre las compañías que han iniciado procesos concursales. Según los números del Colegio de Registradores, el 48% de las empresas concursadas tenían una antigüedad de menos de ocho años.

Las empresas más jóvenes de sectores como el comercio, la hostelería y las actividades profesionales lideraron estos procesos

Las empresas más jóvenes de sectores como el comercio, la hostelería y las actividades profesionales lideraron estos procesos, de acuerdo a los datos presentados este lunes.

En cuanto al número de asalariados, el 55,1% del total de empresas concursadas en el tercer trimestre tenían menos de seis trabajadores. De este porcentaje, el 24,9% no tenía asalariados.

LOS CAMBIOS DE CONCURSOS EN EL PEOR MOMENTO

Desde hace meses varias firmas de análisis concursal han avisado sobre la tendencia alcista para los próximos meses. Además del impacto de la inflación en las empresas, hay otros dos factores que inciden en un agravamiento en el inicio de este tipo de procesos: a mediados de año ocurrió el fin de la moratoria concursal que estuvo vigente desde 2020 debido a la pandemia del COVID-19, mientras que a finales de septiembre pasado entró en vigor una reforma a la ley concursal, que ha llegado en el peor momento posible.

Con la modificación legal se resolvieron limitaciones como el recurso tardío al concurso, la excesiva duración de los procesos y los instrumentos preconcursales. Pero, sobre todo, con la reforma concursal se agilizó el procedimiento, además de armonizar los requisitos con los del resto de la Unión Europea. Ahora, con procesos más ágiles, la resolución de los procesos debería ser rápida.

MÁS CONCURSOS VOLUNTARIOS

Por tipo de concurso, en el tercer trimestre 1.829 procesos fueron voluntarios, lo que supone un 54,5% más que en el tercer trimestre de 2021, mientras que 1.256 fueron consecutivos, un 5,3% más, 23 fueron necesarios, lo que implica un incremento del 76,9%. Este último aumento puede estar influido, según los Registradores, por el levantamiento de la moratoria concursal el pasado 30 de junio.

Por clase de procedimiento, los concursos ‘exprés’ -apertura y cierre simultáneos del mismo por insuficiencia de masa activa-, han aumentado un 69%, mientras que los abreviados lo han hecho en un 11,5%, y los ordinarios a su vez un 21,1%.

Las comunidades autónomas con mayor número de deudores concursados en el tercer trimestre de 2022 son Cataluña (937), Comunidad de Madrid (516) y Comunidad Valenciana (401), concentrando entre las tres el 59,7% del total de deudores concursados.

Canarias y Ceuta y Melilla registran los únicos decrementos anuales en el tercer trimestre (18,2% y 100% respectivamente); y Extremadura, Murcia, País Vasco y Castilla La Mancha los mayores incrementos (126,7%, 76,7%, 59% y 58,1% respectivamente).


- Publicidad -