sábado, 3 diciembre 2022 19:18

ERC fracasa en el despliegue de la eólica en Cataluña

ERC reniega de la energía eólica pese a ser necesaria para elevar a Cataluña a la independencia energética. Sin embargo, el Gobierno autonómico de Pere Aragonès se niega a relanzar los aerogeneradores pese a anunciar que los impulsaría hace un año mediante un decreto. El anuncio se ha convertido en una promesa hueca y vacía que ha puesto en guardia a un sector que estudia llevarse la inversión a Aragón y otros territorios.

Aragonès, líder de ERC, junto con su inseparable consejera de Energía, Teresa Jordà, ha reiterado hasta la saciedad la necesidad de una Cataluña independiente en términos energéticos. Hace ahora un año se propuso desplegar las energías renovables, pero no ha dado luz verde a ningún gran parque eólico. Algunos de los proyectos presentados llevan más de cinco años en estudio, una muestra de la falta de voluntad política que tanto se estila en Cataluña.

Sin parques con aerogeneradores o grandes placas fotovoltaicas, la transformación digital va dirigida al fracaso

La denominada revolución verde de la Generalitat se centra únicamente en pequeñas instalaciones fotovoltaicas, para el autoconsumo. Una medida del todo insuficiente para poder arrancar las miles de fábricas que se asientan en la región. Sin parques con aerogeneradores o grandes placas fotovoltaicas, la transformación digital va dirigida al fracaso, más en un momento de crisis energética donde el gas y el petróleo, junto al carbón vuelven a mandar en la factura de la luz.

UN DECRETO DE ERC Y NI UN AEROGENERADOR INSTALADO

Para la consejera de Acción Climática, el decreto iba a ser el inicio de la transformación energética. La quimera fue aceptada en un primer término por los empresarios y promotores. Todos ellos dieron un periodo de tregua pese a llevar una década sin instalar ni un solo aerogenerador en Cataluña. El objetivo era agilizar a la administración, mientras se trató de acallar las críticas en los municipios más beligerantes con charlas donde se exponían las bondades de esta energía renovable.

Los aerogeneradores, desaparecidos en la Cataluña de ERC
Los aerogeneradores, desaparecidos en la Cataluña de ERC

Doce meses después se constata que no ha salido ni un proyecto nuevo y la gestión de Jordà está más que en entredicho cuando no hay ni un resultado positivo. Desde ERC tienen claro que se han cometido errores en la instalación de las renovables, aunque tratan de minimizar la situación al asegurar que la culpa es de las políticas realizadas en los últimos diez años. Cabe recordar que Esquerra está en el Gobierno de Cataluña o lo ha apoyado desde 2013, cuando el PPC rompió con la ahora extinta CiU.

En este aniversario, se ha constatado la muerte de la eólica en Cataluña. Los inversores y promotores ven como se paraliza su capital, mientras que los Ayuntamientos registran un alto coste de oportunidad al beneficiarse de estos parques con una reducción de la factura, así como la creación de empleo que acompaña a estos proyectos. En la información pública no aparece ningún nuevo parque eólico, tan sólo ocho que llevan años parados y que entregarían 304 MW con sólo 59 aerogeneradores.

LOS PROYECTOS EÓLICOS SUPERAN LA FOTOVOLTAICA INSTALADA EN 2021

Para dar una idea de estos 59 molinos eólicos, en 2021 se instalaron un total de 202,1 MW en unas 13.000 instalaciones de autoconsumo fotovoltaico. Es decir, una diferencia del 33% en cuanto a la potencia de instalación. Estas placas solares equivalen al 0,6% de la demanda de Cataluña.

Asimismo, es necesario instalar estos aerogeneradores si se quiere llegar al objetivo de la Agenda 2030. Se necesitan así 700 MW anuales. Solo la eólica aportaría prácticamente la mitad para alcanzar los acuerdos del Pacto Nacional por la Industria, aprobado por ERC.

Así las cosas, los promotores tratan de aunar sus proyectos para que la decisión se adopte en el Ministerio de Teresa Ribera, pero nada más lejos de la realidad. La pretensión, dada la necesidad del PSOE de los votos de ERC, quedaría en saco roto. Y es que, los promotores han preferido echarse al monte y acudir al cobijo del Gobierno antes que tratar de razonar con la Generalitat.

LA CATALUÑA DE ERC, A LA COLA DE ESPAÑA

«Hace falta que la Generalitat tome medidas urgentes para recuperar la tramitación de la mayor parte de los proyectos eólicos en Cataluña», ha afirmado la patronal. Y es que, la autonomía continúa a la cola de España, sobrepasada con creces por Valencia, Andalucía, Aragón… Hasta ahora la Generalitat se ha excusado únicamente con la palabra, anuncios pomposos sin ejecución, como hace el Gobierno central después con la inversión en Cataluña.

Y es que, si el Gobierno de Sánchez diera luz verde a los proyectos que están en información pública, Cataluña cumpliría los objetivos anuales de forma inmediata al sumar un total 484,8 MW. Para ello, es necesario el visto bueno del impacto ambiental en los próximos tres meses.

LA CATALUÑA DE ARAGONÈS, ALEJADA DE LA INDEPENDENCIA ENERGÉTICA

Bastante improbable que la Generalitat se mueva sobre estos proyectos dada la cercanía de las elecciones municipales. Los grupos de presión ecologistas y empresarios del turismo no quieren ni ver en pintura un aerogenerador ni en la montaña ni tampoco en el mar. Y eso que se vendió a Cataluña como la líder de la eólica marina.

Mientras tanto, las centrales nucleares continúan siendo la gran fuente energética, al cubrir el 52% de la demanda. No obstante, ERC tiene previsto cerrarlas en 2027 para después dar el impulso a las renovables. ¿Otro anuncio hueco y vacío? ¿Se cometerá de nuevo la temeridad de cerrar las nucleares sin garantizar el suministro eléctrico con las renovables?


- Publicidad -