lunes, 5 diciembre 2022 18:29

Los oportunistas de la guerra: así se enriquecen con el mercado del petróleo

Desde que comenzara la guerra en Ucrania por la invasión rusa, el mercado del petróleo ha sido uno de los más volátiles entre las materias primas. Una situación que ha servido para que algunos inversores se lucren con los altos precios registrados durante los meses más intensos del conflicto.

Y, del mismo modo, las sanciones al país liderado por Vladimir Putin y las consiguientes represalias han servido de trampolín para que algún que otro multimillonario del petróleo aprovechara el vacío comercial y engordara sus cuentas y su patrimonio.

Es el caso del sueco Torbjorn Tornqvist, cofundador y consejero delegado del Grupo Gunvor. Se trata del tercer mayor comerciante de crudo del mundo, solo por detrás de los gigantes Glencore y Vitol y durante los primeros seis meses del año ha sido protagonista por incrementar sus ingresos al calor de la guerra.

TORNQVIST DUPLICA SU FORTUNA GRACIAS A LA CRISIS

De esta manera, la multinacional petrolera informó recientemente de que registró unas ganancias después de impuestos de 841 millones de dólares desde enero a junio, en comparación con los 726 millones que registró en todo 2021. Es un incremento de las ganancias gracias a la coyuntura geopolítica actual por la que Tornqvist también ha duplicado su fortuna.

Tanto Gunvor como otras compañías de comercio de productos petrolíferos se están beneficiando ampliamente de las oportunidades de las sanciones a Rusia, a medida que la prisa de Europa por asegurar alternativas a los combustibles rusos da un vuelco a los mercados mundiales.

En este caso, el multimillonario sueco ha aprovechado el vacío comercial de crudo de Europa con Rusia a raíz de las sanciones para ganar cuota de mercado y enriquecerse aún más. Asimismo, el empresario aseguró que la «gran mayoría» de los beneficios se mantendrán dentro de la compañía para amortiguar los efectos de la volatilidad del mercado.

Es por ello que, con respecto a finales de 2021, Gunvor ha aumentado su capital un 30% más, hasta alcanzar los 4.030 millones de dólares, según informó Bloomberg. Una medida que también están llevando a cabo otros operadores para prevenirse de los cambios bruscos de los precios del crudo.

UN IMPERIO GRACIAS A SUS CONEXIONES RUSAS

El magnate sueco de 68 años comenzó su carrera en la industria trabajando para la petrolera BP y de ahí pasó a ser el jefe de comercio de crudo en la compañía Scandinavian Trading Co. En el año 2000 fundó Gunvor junto a Guennadi Timchenko, un oligarca ruso cercano a Vladimir Putin, aprovechando sus conexiones en el país y su experiencia comercial. Por aquella época ya controlaban hasta un tercio de las exportaciones de petróleo por vía marítima de Rusia.

Años más tarde, en 2014, Tornqvist se haría con la participación de su socio a tan solo un día de que Estados Unidos sancionara al oligarca tras la anexión de Crimea por parte de Rusia. Con la adquisición del 44% que controlaba Timchenko, 3.000 millones de dólares, lo primero que hizo el sueco fue vender gran parte de sus activos en Rusia y pagar un dividendo de 1.000 millones de dólares.

Actualmente, Tornqvist está en conversaciones para vender Gunvor a la Compañía Nacional del Petróleo de Abu Dhabi, según informó el Financial Times. Se trata de negociaciones todavía en una etapa inicial, pero, de darse el acuerdo, aumentaría significativamente el poder de los Emiratos Árabes Unidos en los mercados mundiales de materias primas y el sueco saldría de nuevo ganando con la venta.

PIERRE ANDURAND, UN OPORTUNISTA A CONTRACORRIENTE

Pero no sólo comercializadores de crudo se han visto beneficiados por la guerra, sino que existen otro tipo de oportunistas que hacen caja con la especulación en el mercado gracias a apuestas arriesgadas. En esta categoría se encuentra uno de los inversores de mayor renombre en el sector de las materias primas, Pierre Andurand.

De origen francés y formado en matemáticas por la Universidad de Oxford, Andurand ha sido protagonista en los últimos dos años por ir contra corriente en sus apuestas petroleras. En febrero de 2020, cuando todavía no se había restringido el tráfico aéreo en Europa por los contagios de Covid, el dueño del fondo Andurand Capital aseguró en una cena privada con los grandes capos del petróleo aseguró que en pocos meses el precio del barril de ‘oro negro’ iba a desplomarse a cero.

Pierre Andurand estuvo durante semanas analizando la situación sanitaria en Wuhan, el epicentro chino desde donde se expandiría el virus a nivel mundial. Se anticipó a la crisis que estaba por llegar y pensó que la expansión del Covid-19 provocaría el cierre de fronteras de los países, con los consiguientes parones industriales y el descenso de la demanda. Algo que provocaría a su vez que el almacenamiento de crudo de los países productores se llenaran hasta arriba y el por ende el precio del petróleo caería bruscamente.

LA HISTORIA SE REPITE EN 2022

De esta manera, a través de sus fondos de cobertura se posicionó a corto plazo en el mercado de futuros de petróleo, esperando al descenso de su valor. Fue en abril cuando los precios cayeron por debajo de cero, tal y como había previsto, y sus vehículos de inversión reportaron ganancias de entre el 60% y el 155%.

En 2022 la historia se ha vuelto a repetir, aunque de manera diferente. A principios de febrero de este año, Andurand volvió a nadar a contracorriente y analizó el contexto económico mundial. La conclusión que sacó es que el precio del barril de petróleo iba a aumentar a lo largo del ejercicio hasta los 150 dólares. Aunque aún no ha llegado a esa cifra, sin duda ha estado muy cerca de acertar de nuevo.

La tesis del inversor se basaba en que con la reactivación de la demanda tras la pandemia y los estímulos de los bancos centrales, así con años de disminución en la inversión de combustibles fósiles formarían la tormenta perfecta para disparar el precio del crudo. Una predicción lanzada antes de la invasión rusa en Ucrania, lo que dispararía aún mas los futuros del mercado del petróleo.

LA OPEP+ BUSCARÁ IMPULSAR EL PRECIO OTRA VEZ

Desde entonces, el mayor fondo de Pierre Andurand ha subido un 112% desde entonces, según publicó la revista Forbes. El francés ha vuelto a arriesgar con su jugada y le ha salido bien, por lo que sus movimientos pueden ser indicativos de hacia donde se dirige el mercado en los próximos meses.

Los precios del crudo se dispararon considerablemente hasta rebasar los 120 dólares por barril impulsados por las sanciones comerciales a Rusia por parte de la Unión Europea y la OTAN. Ahora, el valor del crudo ha descendido considerablemente por el temor a una recesión mundial y un descenso en el consumo.

La próxima reunión de la OPEP+ es el 5 de octubre y los rumores apuntan a un recorte en la producción para volver a impulsar los precios del petróleo al alza, a pesar de la cada vez mayor demanda tras la recuperación de la actividad en los países desarrollados. Un momento del que pueden volver a aprovecharse algunos de los especuladores de materias primas que más caja han hecho con la volatilidad del crudo.


- Publicidad -