jueves, 6 octubre 2022 2:28

Hacienda asume subastas desiertas en Barcelona por los desorbitados precios

Hacienda quiere y cobra sus deudas. La forma de hacerlo es con los habituales embargos de las cuentas corrientes, pero también con la venta de bienes de los morosos, sin tener en cuenta la situación a la que se ha llegado. El sistema funciona a la perfección, lento pero seguro, como si de una apisonadora se tratase.

En los últimos años, Hacienda está exigiendo por los inmuebles precios muy superiores al mercado

En las subastas públicas de Hacienda no hay chollos, ni mucho menos, y los mejores inmuebles están sólo al alcance de unos pocos actores e inversores. El resto queda completamente desierto por el desinterés de los compradores debido normalmente a la ubicación, la inversión en la reforma y la escasa rentabilidad que se llega a ofrecer. Y es que, Hacienda se ha convertido en una inmobiliaria más, un actor que no baja los precios sino que cosecha el montante de la deuda con creces.

HACIENDA SE HA CONVERTIDO EN UNA NUEVA INMOBILIARIA

En una de las últimas subastas publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los compradores han dejado desiertas varias de las subastas del Ministerio dirigido por María Jesús Montero. El motivo no es otro que los desorbitados precios fijados para locales comerciales, trasteros y viviendas. «La subasta no ha recibido pujas», refleja el estado actual de las consultadas por este medio. «En los últimos años, Hacienda está exigiendo por los inmuebles precios muy superiores al mercado», han sostenido fuentes del sector consultadas por MERCA2.

Algunos de ellos, como un chalet adosado en una zona de Montcada i Reixac (Barcelona), llegan a tener un valor de subasta de 627.559,97 euros, cuando los inmuebles en esta zona no llegan a los 400.000 en este momento, según una de las inmobiliarias que opera la zona. Y es que, Hacienda reclama por esta vivienda 381.832,46 euros. Para esta casa, de dos pisos y una única salida a la calle, sin piscina y de obra vista, el valor de mercado tampoco se acerca al de tasación.

Hacienda subastas boe montcada Merca2.es
La Agencia Tributaria pide 812.000 euros por esta vivienda fuera de Barcelona

Para participar en la puja es necesario aportar un depósito de casi 31.380 euros, y no hay puja mínima para poder entrar. La subasta se cierra este lunes y no hay registrada puja alguna tras más de dos semanas abierta.

LA LEY PERMITE AL ACREEDOR RECUPERAR LA VIVIENDA SI NO HAY PUJA

Si no aparece ningún postor, el acreedor puede optar por él durante un plazo de 20 días. Si este plazo expira, será el secretario judicial quien realice el alzamiento del embargo. En el caso de que no sea una vivienda habitual, «el acreedor puede pedir la adjudicación por el 50% del valor por el que el bien ha salido a subasta o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos». Si la vivienda es la habitual, «la adjudicación se hará por un importe igual al 70% del valor del bien o, si la cantidad que se le debe por todos los conceptos es inferior a ese porcentaje, por el 60%».

En el caso de quedar desierta, como es el caso, «el acreedor puede pedir la adjudicación de los bienes por el 30% del valor de tasación o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos». Bajo este supuesto, los 381.832,46 euros.

Hacienda llega a exigir otros 126.500 euros por la subasta de un piso en una de las zonas marginales de Mataró (Barcelona). La mayoría de viviendas de la zona se destinan a inversores cualificados en los conocidos portales inmobiliarios. El motivo no es otro que pueden ser viviendas que o bien necesiten una reforma íntegra del piso o bien estén ocupados.

El precio ofertado en la misma calle y por un piso similar que el inmueble publicado en el BOE es un 50% al pedido por el ente público. Asimismo, al inmueble no pueden realizarse visitas. «Son subastas a ciegas», han indicado las fuentes consultadas. «No sabes qué sorpresa puede deparar«, han destacado. Asimismo, el inmueble figura en el registro «con cargas», una deuda que debe abonarse.

LAS SUBASTAS A CIEGAS DE HACIENDA

Otro de los ejemplos de estos abusivos precios es una vivienda en una de las calles peatonales más céntricas de Sitges (Barcelona). El Ministerio exige el pago de 606.238,94 euros, con un valor de subasta de casi 812.000 euros. La casa fue remodelada y aparecía entonces sin puerta entrada, tapada con ladrillo, así como la ventana. Las plantas crecían alrededor y los precios de entonces no atrajo la mirada de los inversores. En esa misma calle se ofertan viviendas de cuatro habitaciones y 160 metros cuadrados por un 36% inferior al exigido por Hacienda, y sin contar con otros inmuebles del municipio al alcance de la inversión, entre ellos un chalet de lujo y con jardín.

Otra de las sorpresas de Hacienda en sus subastas de inmuebles a precios desorbitados son dos mitades de un mismo local comercial, indivisible según el registro, por el ‘módico’ precio de 311.646,5 euros. Los locales, según ha comprobado este medio, están en funcionamiento y tan sólo cambiarían el propietario, pero no las condiciones del alquiler. Asimismo, tiene una carga de 67.699,71 euros y unos gastos de comunidad pendientes de abono por un importe de 13.355,29 euros. Además, el propietario no podrá desalojar a los vecinos hasta 2039, dado que ostenta un contrato de alquiler de 2.300 euros al mes, que reportaría al comprador unos ingresos de 496.800 euros.

Todas estas subastas están desiertas y de nuevo se dará la oportunidad al acreedor de poder volver a tener el inmueble en su patrimonio. Y es que, las tasaciones de Hacienda, como ocurre con el Impuesto de Patrimonio, están muy por encima del valor de mercado e incluso en algunos casos por encima del valor de compra. Una muestra de que el fisco no tiene límites a la hora de recoger de embargos.


- Publicidad -