viernes, 19 agosto 2022 9:17

España se pierde el fiestón mundial del vino

España es una de las perdedoras en el récord mundial de comercio de vino. Italia y Francia arrasan en el mercado pese a las subidas constantes de precios, mostrando una estrategia de marketing cerrada a las compañías españolas. “No cuentan una historia y si lo hacen, ésta no es creíble“, han asegurado fuentes del sector a MERCA2, en referencia a la hora de comercializar los productos españoles, ya sean espumosos o no.

El precio no es la primera preferencia del consumidor a la hora de escoger un vino

Las exportaciones de vino español a granel alcanzaron una facturación de 1.160 millones de euros, un exiguo 3,4% más, mientras que el volumen registró una fuerte caída del 11,1% entre enero y mayo de este año, hasta un total de 831 millones de litros. El motivo de estas subidas y caídas radica en los precios, si bien los consumidores están descartando las Denominaciones de Origen Protegidas para abrazarse a las botellas sin marcas reconocidas. En el tipo a granel, la facturación de las marcas más selectas se hunde un 28,1%, mientras que los etiquetados como Indicación Geográfica Protegida (IGP) se desploman un 19,2%.

Asimismo, el volumen de la Denominación de Origen y de la IGP registran una fuerte caída del 34,7% y del 32,5%, respectivamente. Los caldos sin etiqueta descienden en un 13,5%. Francia, Alemania, Italia y Portugal son los principales compradores de estos caldos, si bien en todos estos mercados las importaciones de vino español han registrado fuertes descensos.

LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN ESPAÑOLAS PIERDEN TERRENO

El mayor de ellos es la vecina Portugal, con un 17,7% menos en volumen, seguido de Italia y Alemania, con caídas del 12% y 10,6%. En Francia, cae un 3,9%. Si bien, la facturación sube en todos ellos debido a ese incremento de precios. Y es que, las Denominaciones de Origen Protegidas han subido su precio en un 10,1%, mientras que el tranquilo a granel lo hace en un 25,8%, y sin denominación de origen, al 29,2%.

Bodegas de vino, Madrid

Según el último informe del Observatorio Español del Mercado del Vino y basado en datos de Aduanas y oficiales, en total, las exportaciones mundiales de vino alcanzaron los 35.492,3 millones de euros entre enero y marzo de este año, un 17,8% más respecto al mismo trimestre del pasado 2021, mientras el volumen por litros ascendió en un 4,8%, hasta un total de 10.982,4. De nuevo, la subida de precios explica la enorme diferencia en el ritmo de crecimiento. Y es que, el precio medio por litro se situó en los 3,2 euros, un 12,67% más en tasa interanual.

ITALIA DA EL ‘SORPASSO’ EN VOLUMEN DE VINO A ESPAÑA

Por mercados, los 13 principales mercados copan el 71% del total, tanto en facturación como en volumen valor, hasta alcanzar los 25.457,3 millones de euros y los 7.796,9 millones de litros, respectivamente. El ritmo de subida es dispar en ambos conceptos, con un 14,3% y un 1,4% más, respectivamente. En estos mercados, liderados por Estados Unidos, el precio medio se situó en los 3,27 euros por litro, un 12,7% más, pero inferior a la media mundial.

Sin embargo, las importaciones de vino español crecieron a un ritmo muy inferior. En concreto, la facturación se incrementó en un 7,2%, mientras que el volumen lo hizo en un 4,9%. Así, España representa el 8,1% del total. En cuanto al volumen, el país se situó con un peso del 20% a nivel mundial. Además, el mercado español insiste en competir en precios, hasta un valor medio de 1,29 euros por litro, un céntimo por encima del precio de los tres primeros del pasado 2021 y significativamente más barato que el de Italia y Francia.

Con estos datos, Italia ha dado el ‘sorpasso‘ a España en los primeros tres meses del año en mercados clave como en Reino Unido, donde los productos trasalpinos gozan de un posicionamiento privilegiado, más cuando se venden a precios significativamente superiores a los de España, como es el caso del prosecco.

EL VINO DE ITALIA Y FRANCIA DESBORDA AL ESPAÑOL EN FACTURACIÓN

De esta forma, tanto Italia como Francia evolucionan mejor en el mercado. Italia ha destronado a España en términos de volumen, con 2.245,4 millones de litros frente a los 2.244,2 millones españoles.

Asimismo, Francia disparó la facturación en un 21%, hasta alcanzar los 11.603,6 millones de euros, un 300% más que España, que se quedó con un total de 2.896 millones de euros. Italia, por su parte, superó la facturación de España en un 150%, hasta un total de 7.377,8, con el mismo volumen. Tanto galos como italianos dispararon los precios un 21% y un 6,6%, respectivamente, hasta los 7,89 y 3,29 euros por litro.

De esta forma, España tiene un grave problema para poder competir en un mercado donde los consumidores aceptan precios muy superiores e inferiores por caldos similares a los que produce. Por tanto, el precio no es la primera preferencia del consumidor a la hora de escoger un vino para consumirlo. De este factor clave apenas se ha abierto debate en las denominaciones de origen, que prosiguen con una estrategia obsoleta mientras el resto de competidores expulsa al vino español. Todo, a pesar de que España fue el país que más sufrió en el mercado del vino en 2020 y también el que registró la subida más pronunciada en 2021.

LA CUOTA DE ESPAÑA CEDE TERRENO EN PAÍSES CLAVE DEL VINO

Por el momento, España se sitúa en tercer lugar pero cada vez se aleja más de los dos principales competidores mundiales y en un mercado que va al alza, pese a las duras condiciones que afronta. En este sentido, los cuellos de botella en el transporte y la caída de China, un mercado que buscan los principales productores españoles, merma así su lugar en el mundo.

Mirando los principales mercados, España ostenta una cuota del 5,7% en Estados Unidos y del 7,5% en Reino Unido. En Alemania, Países Bajos, Suiza, Suecia y Rusia se supera el 11%, mientras que en Francia se alcanza el 23%. Sin embargo, estos datos muestran una parte negativa al reflejar cuotas relativamente bajas y bien por debajo de la media de la representación en el comercio mundial. Así, en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, China, Japón, Bélgica y Dinamarca el vino español no llega a la media.

Asimismo, el precio medio del vino español en estos mercados es muy dispar. Desde los 5,08 euros por litro que se llegan a vender en Suiza o los 4,41 en Estados Unidos a los apenas 0,5 euros que se llegan a realizar en Francia o los 0,89 euros en Alemania. Todo ello con la atención puesta en la incertidumbre que se avecina en los próximos meses, con los precios en máximos de hace casi 40 años y con algunos países ya en recesión técnica, como Estados Unidos.


- Publicidad -