lunes, 4 julio 2022 17:38

La compra de Venta de Baños garantizará la supervivencia de Siro

La fábrica de la galletera Siro de Venta de Baños (Palencia) que se enfrentaba al cierre inmediato e inevitable, parece que ha encontrado una posible salida para conservar el empleo de sus 200 trabajadores. De esta forma, si el nuevo acuerdo llega a buenos términos se lograría mantener vivo el sector industrial de esta zona de Palencia y conservar la actividad de uno de los grupos empresariales del sector de la alimentación más importantes para Castilla y León.

Ahora, han entrado en acción dos fondos de inversión que finalmente han aceptado la oferta que otros, anteriormente, habían rechazado. En concreto, se trata tanto del fondo turco Afendis como del fondo estadounidense Davidson Kempner, que han decido apostar, con una importante inyección económica, por hacer viable el plan de competitividad de la empresa Siro.

De momento, se ha establecido un plan que mantendría la vitalidad de la factoría de Venta de Baños durante un periodo de dos años, hasta que se pueda lograr su venta. De esta forma, el nuevo objetivo fundamental es salvar al resto de fábricas y la viabilidad del Grupo Siro a nivel general.

SALVACIÓN DE DOS AÑOS

La factoría de venta de Baños en Palencia parecía que tenía los días contados. Sobre todo, cuando el Grupo Siro comunicó que tenía que cesar toda la actividad de sus fábricas, después de que uno de los inversores decidió echarse hacia atrás.

«los grupos inversores vaN a asumir la deuda del grupo, la nómina de mayo y junio, y vaN a meter dinero para comprar materia prima y para activar la producción»

«Hay dos fondos de inversión que han mejorado la propuesta inicial que había puesto sobre la mesa Siro. El fondo americano aporta la liquidez económica, mientras que el fondo turco es muy potente en su país y tiene un gran conocimiento del sector», ha explicado a MERCA2 el secretario general del sindicato Comisiones Obreras en Castilla y León, Gonzalo Diéz.

EL TIEMPO

En los últimos días, la situación ha dado un giro de 180 grados con la entrada de dos fondos de inversión. A partir de ahora, el fondo turco Afendis y el fondo estadounidense Davidson Kempner permitirán la viabilidad del Grupo Siro.

Diéz también ha asegurado que «dentro del plan que anunció Siro, la fábrica quedaba cerrada, por lo que se ha acordado dar un plazo de dos años. El Ministerio de Industria y los nuevos propietarios van a buscar un comprador para esa factoría de Venta de Baños. Mientras que algunos trabajadores mantendrán la actividad de esa fábrica, a otros se les trasladará a otras factorías de Siro de la zona o se les ofrecerá bajas incentivadas».

«Al reducir su actividad durante estos dos años, garantizamos el empleo total, es decir, salvar 1.200 empleos en todas las fábricas del grupo en la misma localidad. El plan de viabilidad plantea un esfuerzo por parte de los trabajadores, una rebaja de sus salarios, pero en el acuerdo se establece que recuperan esto en el cuarto año», ha expuesto Diéz.

LOS FONDOS

Sin embargo, los dos fondos de inversión solo garantizan la supervivencia de la factoría de Venta de Baños durante dos años, ya que es la más antigua de toda la compañía.

«El Grupo Siro es mucho más que esa planta, es la que está más antigua y la más obsoleta. Ponerla al día requiere una inversión, los fondos no está en disposición de invertir ahí, sino en las otras plantas», ha expuesto Diéz.

Gracias a este acuerdo, las deudas se reducen y el Grupo Siro se mantendrá vivo. Como ha asegurado Diéz, «los grupos inversores van a asumir la deuda del grupo, la nómina de mayo y junio, y van a meter dinero para comprar materia prima y para activar la producción».

SIRO Y LA SALIDA COMPLICADA

Durante las últimas semanas, no han parado de aparecer diferentes rumbos y destinos alternativos para la factoría del Grupo Siro, ubicada en Venta de Baños (Palencia). Aunque en un principio, las noticias fueron bastante desalentadoras. Sobre todo, cuando a finales de mayo, la galletera Siro anunció el cierre de esta fábrica y su puesta a la venta.

DEUDA DE SIRO

El motivo de esta decisión era la deuda que arrastraba la compañía Siro de 300 millones de euros, tras varios años de cierre de cuentas con importantes pérdidas y varios intentos de refinanciación. Lo que llevó a la empresa de alimentación a buscar un inversor de forma desesperada para aliviar su nefasta situación económica. Sin embargo, tras varios meses de búsqueda de un inversor sin éxito se anunció la decisión del cierre de la factoría.

EL PLAN

En un principio, se planteó un plan de viabilidad por parte de la compañía Siro que incluía el cierre de la una de las dos factorías que tiene en Venta de Baños (Palencia) y una reducción de un 10% en el salario del resto de trabajadores de las otras fábricas. No obstante, tras la votación en contra de este plan por parte de los empleados y de los sindicatos, se empezaron a buscar nuevas alternativas.

TERRENO PELIAGUDO

Aunque se han producido numerosos puntos de inflexión e incluso se llegó a un punto crítico, cuando el posible nuevo inversor paralizó la compra ante la inexistencia de un acuerdo entre los trabajadores y la empresa. Entonces, se empezaba a pisar un terreno peliagudo, en el que la compañía Siro tuvo que anunciar que, ante estas nuevas circunstancias, debía paralizar la producción de sus cuatro factorías en Castilla y León, lo que ponía en peligro el trabajo de 1.700 empleados y complicaba aún más la situación.

EMPLEOS EN JUEGO EN SIRO

Tras esta postura que abocaba al fracaso con el cierre de la factoría, ya que suponía poner en juego el empleo de los casi 200 empleados y de un importante músculo industrial tanto para Palencia como para la comunidad de Castilla y León, las circunstancias han dado un giro de 180°.


- Publicidad -