lunes, 6 febrero 2023 11:00

Los cruceros piden consenso a Colau: «Que no nos estigmatice»

Ada Colau ha vuelto a enfrentarse contra el sector turístico. La alcaldesa de Barcelona toma el relevo de Baleares para regular las escalas de los cruceros, pese a ser uno de los mejores segmentos del sector. La nueva medida del Consistorio, donde el PSC también gobierna, es limitar la entrada de cruceros a solo tres al día. Todo ello, tras dos años sin los grandes barcos y con unas perspectivas inmejorables para este verano.

Está en juego el modo de vida de miles de familias

Colau aseguró que el turismo en Barcelona está «masificado«, pese a que los datos distan aún del récord de 2017 y con el parque hotelero a medio gas, pero enchufado a una rápida recuperación este año. La propuesta pasa por «limitar» y «regular» la entrada de barcos al Puerto de Barcelona, donde la Ciudad Condal no tiene competencia alguna al ser una infraestructura estatal.

COLAU, ANCLADA EN EL NO AL TURISMO

La mandataria de Barcelona en Comú hizo referencia al acuerdo entre Baleares y CLIA, la patronal del sector naviero, para reordenar la entrada de cruceros a los puertos de las islas. No obstante, el acuerdo consensuado con Baleares tiene excepciones, como la llegada de cuatro embarcaciones al día y un máximo de 8.500 cruceristas diarios en cómputo semanal. Todo ello, cuando se prevé este verano una caída de las escalas en Mallorca del 14,5% respecto a 2019.

cruceros

Para Colau, la llegada de turistas a Barcelona es del «todo insostenible«. Y es que, su política se ha basado en cercenar un sector que tiene un gran peso en la economía catalana. Todo ello, con el silencio escandaloso de los socialistas. A su juicio, hay que «limitar la actividad» con un «gran pacto entre las administraciones», excluyendo así a las principales afectadas y a los otros sectores que viven de este tipo de turismo.

CLIA PIDE DIÁLOGO Y CONSENSO A COLAU

«A nivel global, y desde hace años, la industria de cruceros trabaja junto a las diferentes autoridades, puertos y el resto de actores involucrados en nuestra actividad en la custodia de los destinos, uno de los pilares en los que se apoya el compromiso de la industria con la sostenibilidad», ha afirmado Alfredo Serrano, director de CLIA en España, a preguntas de MERCA2.

De hecho, uno de los principales destinos a los que se refiere es Barcelona, donde la relación ha sido más estrecha. «Hemos estado en contacto permanente con instituciones de diversa índole con el objetivo abordar aquellos aspectos que contribuyen a la gestión responsable de los destinos«, ha afirmado el directivo de la patronal.

«Para que este diálogo sea fructífero, es crucial que se definan unas metas claras, y que la conversación se base en criterios objetivos y en datos«, ha sostenido. Y es que, el sector deja en Barcelona más de 500 millones de euros en 2019, prácticamente la mitad que en 2016, cuando dejó en toda Cataluña 1.082,9 millones de euros. «Se debe de tener en cuenta los intereses de todas las partes y, huelga decir que siempre se debe respetar la legislación vigente», ha considerado.

MÁS DE 1.000 MILLONES EN JUEGO

A su juicio, este «diálogo» debe realizarse de «una forma seria y coherente, sin estigmatizar a sectores». «Está en juego el modo de vida de miles de familias», ha asegurado Serrano. Así, un estudio elaborado por la Universidad de Barcelona, concluye que la actividad de cruceros en el Puerto de Barcelona contribuyó a la generación y mantenimiento de más de 9.000 puestos de trabajo a jornada completa en la comunidad autónoma. El 75% de estos empleos, unos 6.800, se concentraron en Barcelona.

Serrano ha recordado, por otro lado, que el propio Puerto de Barcelona, cuya única competencia es del Estado, «lleva años dando pasos dirigidos a reducir el impacto que -como absolutamente cualquier otra actividad- genera, destacando el plan de electrificación, sin duda, uno de los más avanzados de nuestro país, entre otras medidas».

LOS DEBATES DEBEN CENTRARSE CON DATOS OBJETIVOS

Preguntado si esta declaración de Colau es un ataque más sobre el sector, Serrano responde con claridad. «Los representantes políticos son elegidos por los ciudadanos y estos votan teniendo en cuenta las propuestas realizadas por las diferentes formaciones». «Como no podía ser de otra manera, respetamos todas las sensibilidades e ideologías. Lo que sí tenemos absolutamente claro es que todos los debates se deben centrar en datos objetivos, afrontar con rigurosidad y sin estigmatizar a ninguna actividad», destacado.

Por el momento, CLIA descarta realizar declaraciones sobre la huida de cruceros a Barcelona. «No podemos entrar a valorar futuribles; hipótesis». «Lo que sí estamos seguros que no cambiará ni hoy ni mañana es el compromiso de la industria con la sostenibilidad social y medioambiental», ha finalizado.

FOMENT, CONTRA COLAU

Con esta forma de actuar, Colau vuelve a instalarse en la conocida como «política del no», una actuación que ha dejado a Barcelona sin importantes inversiones, como en los hoteles, viviendas y proyectos como la ampliación de El Prat o L’Hermitage.

La patronal catalana Foment del Treball ha pedido a Colau, una vez más, que «deje de ir en contra del sector turístico«. A su juicio, las fórmulas utilizadas por la alcaldesa de Barcelona no son más que un ataque frontal contra el estado del bienestar y la distribución de la riqueza.

Y es que, la turismofobia fue una de las armas de Colau para llegar a la alcaldía -la otra fue mentir sobre las supuestas cuentas suizas del entonces alcalde de Barcelona Xavier Trias-. Foment insta a Colau a dejar de «utilizar políticamente» a los cruceros y al sector turístico.


- Publicidad -