sábado, 25 junio 2022 22:21

El taxi de Barcelona secunda la huelga de transportes

El taxi de Barcelona ha rechazado desde el inicio mostrar cualquier apoyo a la huelga indefinida en el transporte, hasta este jueves. El cambio de rumbo es justo el opuesto al de Antaxi, la organización que arropa a estos autónomos y asalariados.

Este nuevo posicionamiento se debe a las durísimas declaraciones de la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, sobre la huelga indefinida en el transporte. “Es una reacción que parece orientada por los posicionamientos de la ultraderecha“, ha afirmado la representante del Gobierno. Asimismo, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha ordenado a sus agentes disolver los piquetes.

Si por mí fuera, el taxi de toda España paraba desde mañana

Las palabras y acciones del Ejecutivo han provocado un ‘efecto boomerang’ en otros subsectores del transporte. Los taxistas han aprovechado este momento para encender la mecha de las movilizaciones, sin descartar unirse a la huelga. Los taxistas de Barcelona realizarán una marcha lenta el próximo miércoles, pero sumará efectivos a los piquetes informativos ante la falta de medidas de Pedro Sánchez, presidente de España; Nadia Calviño, ministra de Economía; y María Jesús Montero, ministra de Hacienda. Ninguno de los tres ha atajado el problema del subidón de los carburantes y se han dado el plazo de dos semanas para acometerlo. Mientras lo hacen, los camioneros soportan importantes pérdidas. Y es que, la huelga del transporte lejos de aflojar se está recrudeciendo a cada hora que pasa.

DECENAS DE MILLONES DE EUROS DE PÉRDIDAS POR LA HUELGA DE TRANSPORTE

Según fuentes del sector consultadas por MERCA2, se han destrozado camiones, pinchado ruedas de aquellos que no secundan el paro y hay piquetes violentos que están costando “decenas de millones de euros“. Como consecuencia de estos violentos transportistas, numerosas empresas agroalimentarias, especialmente lácteas, han tenido que parar la producción y se ven abocadas a reactivar el ERE. Como consecuencia de ello, ya hay desabastecimiento en algunas grandes superficies.

El líder del Élite Taxi Barcelona, Alberto Álvarez, ha mostrado públicamente su apoyo a los transportistas en huelga. “Si por mí fuera, el taxi de toda España paraba desde mañana“, ha afirmado. Y eso que desde el inicio se ha mostrado totalmente contrario a este paro general. Sin embargo, ha mostrado su apoyo a la Plataforma de Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, convocante de esta huelga indefinida.

Los transportistas se movilizan
Los transportistas se movilizan

De hecho, hace apenas unos días el propio Álvarez se preguntaba quiénes eran los convocantes y a quién representaban. Sin embargo, mostraba su respeto al misma asociación ya que así nació Élite Taxi, de un pequeño grupo de taxistas a representar a cerca de un tercio del total en este momento.

EL TAXI DE BARCELONA VUELVE A TOMAR LAS CALLES

Así, Álvarez se ha comprometido a movilizar a un mínimo de 2.500 taxis para el próximo 23 de marzo. Será una marcha lenta desde el aeropuerto, que colapsará toda Barcelona al pasar por las principales vías de circunvalación. Una muestra de fuerza y apoyo a los transportistas, ya que no serán necesarios piquetes durante esa jornada para paralizar la actividad del Puerto de Barcelona, el aeropuerto y las entradas de la Ciudad Condal. Un colapso total que llegaría diez días después de iniciarse el paro. El destino final de la marcha será el Parlament, donde se exigirá a los partidos del Gobierno y a la Autoridad del Área Metropolitana de Barcelona tomar medidas por los altos precios de los carburantes.

Cuando terminemos nuestra movilización nos uniremos a las protestas que los sindicatos y asociaciones de autónomos, consumidores y vecinales han convocado a nivel nacional dando apoyo sin paliativos a todas y cada una de las reivindicaciones que afectan directamente a nuestras condiciones de vida”, ha asegurado Élite Taxi en un comunicado.

se produce Isabel Rodríguez, portavoz del Ejecutivo, ha asegurado que la huelga indefinida del transporte “es una reacción que parece orientada por los posicionamientos de la ultraderecha”. Este señalamiento ha tenido un ‘efecto boomerang’ inmediato. El taxi de Barcelona, en el polo opuesto a las posiciones de ultraderecha, se ha sumado a la huelga con una marcha lenta que promete ser histórica.

Las palabras del Gobierno han dado la alarma“, han afirmado fuentes de estos conductores con tarifas reguladas. Y es que, el Gobierno ha definido como “una acción minoritaria” esta huelga indefinida que apunta a un importante problema en la cadena logística y de distribución en toda España.

LAS INSINUACIONES DEL GOBIERNO PROVOCAN LA IRA EN EL TAXI

“Es indecente como se nos ignora y no se nos dan soluciones desde las administraciones para paliar esta situación que se está convirtiendo en insostenible para nuestro sector”, ha afirmado el sindicato Élite Taxi.

Para Rodríguez, los transportistas “no hacen uso de su derecho a la huelga, sino que están boicoteando al resto de trabajadores”. Cabe recordar, que el Gobierno despenalizó los piquetes violentos para contentar a sindicatos y a su socio de coalición, Unidas Podemos. Una medida que podría servir ahora para atajar los problemas. Los enfrentamientos entre agentes y transportistas han acabado en detenciones y un disparo de un policía a un autónomo, un tiro que le dio en el abdomen.

Y es que, el Gobierno ha preferido retrasar su batería de medidas antes que dialogar con los transportistas, que se han encontrado con las puertas cerradas cada vez que han llamado. A su juicio, las protestas violentas “ponen en riesgo la vida de quienes están trabajando y el abastecimiento de productos básicos y de primera necesidad“. Así, ha definido la huelga como “un boicot en toda regla”. Asimismo, ha evitado referirse a formación política alguna a la hora de buscar responsabilidades. En vez de ello, ha utilizado la expresión “posicionamientos de odio” que “en nada favorecen al diálogo y a la convivencia”.

SUBIDAS DEL 35% EN EL PRECIO DE LA GASOLINA ARRUINAN AL TAXI

Todo con una inflación que alcanza el 8% tras una subida del 35% en los combustibles en el último año. Los taxistas aseguran que soportan un sobrecoste de 3.000 euros anuales por estos precios. Por este motivo, piden una revisión urgente de las tarifas o bien ayudas directas. Las miradas apuntan directamente al vicepresidente y consejero de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, como máximo responsable del taxi catalán.

La asociación de transportistas más importante de España, el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CETM) ha exigido al Gobierno una “mayor seguridad en las carreteras y en los puntos neurálgicos“, así como la “protección de las empresas y autónomos que quieren ejercer su actividad y no pueden hacerlo debido a los actos violentos y amenazas de los piquetes”.

La Confederación está recogiendo todas las pruebas suficientes para llevar a cabo las denuncias pertinentes y necesarias por las amenazas y daños sufridos por nuestras empresas y autónomos, tanto personales como materiales, para que los “responsables no queden impunes ante actos tan deleznables”, así como las reclamaciones patrimoniales pertinentes.


- Publicidad -