martes, 30 noviembre 2021 22:39

Todos contra Ecoembes: la aplastante mayoría del ‘casco’ retornable

Cada vez son más las voces e informes llegados de todos los ámbitos, de dentro y fuera de España, los que evidencian el fracaso del Sistema Integral de Gestión de Ecoembes. Al reciclaje, insuficiente a todas luces por más intentos de inflar las cifras y de campañas de lavado de imagen, le surgen alternativas realistas y eficientes. El Gobierno de España impulsa nuevas medidas frente al lobby opositor a los sistemas de ‘casco’ retornable. Las patronales europeas del sector también se posicionan a favor de nuevas fórmulas de gestión. Y, según las últimas encuestas, una mayoría aplastante de ciudadanos se suma a la percepción de que Ecoembes no ofrece, ni de lejos, una solución a la gestión y segunda vida de los envases.

Una inmensa mayoría de personas en España, casi un 85%, secunda la idea del Gobierno de introducir en nuestro país un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) para envases de bebidas, una práctica que consiste en que el consumidor deja un depósito de unos céntimos cuando compra aguas, cervezas, zumos o refrescos, que recupera cuando devuelve al comercio el envase vacío, ya sean latas, botellas de vidrio y de plástico o briks.

Esta es la principal conclusión que se extrae de una encuesta realizada recientemente por la consultora LinQ Market Research y presentada por una veintena de entidades de la sociedad civil que, también a inicios de año, denunciaron a España ante la Comisión Europea por no cumplir los objetivos de reciclaje y reutilización de la UE para 2020.

Las patronales envasadoras europeas se posicionan a favor del sistema de devolución y retorno

La investigación, en la que han participado 1.000 mujeres y hombres de entre 18 y 65 años de todo el Estado español, supone un refuerzo a los planes del Ejecutivo que, a través del proyecto de Ley de Residuos y de Real Decreto de Envases, ha abierto la puerta a poner en marcha un sistema similar al que ya funciona con éxito en Alemania o los países nórdicos, donde se recuperan para su reutilización y reciclaje más del 90% de los envases de bebidas.

Las organizaciones han querido presentar la encuesta en el marco de la semana europea de prevención de residuos y justo cuando se acaba de constituir la ponencia en el Congreso de los Diputados con las 15 parlamentarias que deberán liderar la aprobación de la Ley de Residuos, donde el Sistema de Depósito debe ser una medida clave que cambie el rumbo de la gestión de los residuos en España.

En España, cada día 35 millones de latas, botellas y briks se pierden y acaban contaminando nuestro entorno. Y, esta es una realidad que sale a la luz cada vez en más ámbitos. La Unión Europea exige objetivos de recogida selectiva que están a años luz de la realidad y amenaza con multas.

El Gobierno está impulsando una Ley de Residuos y un Real Decreto de envases que supere la realidad actual, donde el 78% de los residuos se recogen mezclados, según datos del INE. En la última semana, los gobiernos de País Vasco y Baleares han situado el reciclaje de los materiales que deberían ir al contenedor amarillo en un 30%.

El sistema actual de Ecoembes de contenedores de colores lleva años estancado, no promueve la reutilización, no sirve para cumplir los objetivos y no acaba con el abandono masivo de plásticos y envases de un solo uso. Con este panorama, no es de extrañar que la ciudadanía reclame un cambio y se posicione de manera abrumadora a favor de devolver latas, botellas y briks a la tienda para acabar con la contaminación masiva que nos rodea.

Necesitamos un buen Sistema de Depósito, como en Alemania o los países escandinavos, para recuperar más del 90% de las latas, botellas y briks y fomentar la reutilización de los envases cuanto antes.

Y en su negativa a reconocer que reciclaje actual, tal y como está planteado, no funciona, Ecoembes se ha quedado sola. La Federación Europea de Aguas Embotelladas (EFBW) y la Asociación Europea de Fabricantes de Bebidas Refrescantes (Unesda) se han posicionado a favor del desarrollo de sistemas de depósito, devolución y retorno, “bien diseñados” para que los países de la UE puedan cumplir los objetivos de la Directiva de plásticos de un solo uso.

UN SISTEMA DE DEPÓSITO QUE INCLUYA EL VIDRIO

Nueve de cada diez personas quieren que las botellas de vidrio formen parte del Sistema de Depósito, siendo el envase más mencionado entre las encuestadas. Este punto es decisivo porque, a día de hoy, el Ministerio de Transición Ecológica no ha contemplado esta opción en su proyecto de Real Decreto de envases. La mayoría también quiere que envases de plástico (85%), latas (79%) y briks (62%) formen parte de la propuesta de SDDR que impulse el ejecutivo.

El 84.8% de las personas participantes cree que devolver los envases de bebidas en la tienda y recuperar así el dinero dejado previamente en concepto de depósito es una muy buena idea (le dan una nota del 7 al 10), dándole a la iniciativa la máxima nota posible, un 10, el 58%. En total, el 95% de las personas interrogadas aprueban la medida (nota del 5 al 10) de vender las bebidas con depósito y es el colectivo de mujeres jóvenes, entre 18 y 24 años, el que más positivamente valora el hecho de poder retornar latas, botellas y briks a la tienda.

Para el 88% de las personas encuestadas, la consecuencia directa de contar con un Sistema de Depósito para envases de bebidas sería la reducción de la contaminación que provocan cada día en España los 35 millones de botellas, latas y briks que acaban en vertederos, incineradoras o abandonadas en calles, caminos, bosques, ríos y playas.

De hecho, los datos avalan esta percepción de drástica reducción de la contaminación de los entornos urbanos, naturales y marinos, gracias a la venta de las bebidas con depósito. Según un informe de la empresa pública Tragsatec sobre la viabilidad económica y medioambiental del Sistema de Depósito, la cantidad de envases de bebidas dispersada anualmente en el medio ambiente como basura se reduciría en 6.752 toneladas, limitándose a 2.193 toneladas anuales en un esquema focalizado sólo en latas y botellas de plástico.

FRENTE MASIVO CONTRA EL MODELO ECOEMBES

Finalmente, la fórmula condicionada al cumplimiento de unos objetivos para introducir el Sistema de Depósito en España difiere de la voluntad de la opinión pública, que pide que se implante lo antes posible. El Gobierno apuesta por ponerlo en marcha si no se alcanza el 70% de botellas de plástico de un solo uso recuperadas en 2023 y el 85% en 2027. Sin embargo, un 93% de las personas encuestadas considera que el retorno de botellas, latas y briks a la tienda debería aprobarse cuanto antes, en un horizonte que algunos grupos parlamentarios ya han situado en enero de 2023.

En los próximos meses, el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos tiene por delante el reto de aprobar la nueva Ley de Residuos y el Real Decreto de Envases con un acuerdo amplio para cumplir, entre otros, con los objetivos de reciclaje y recogida separada de la UE. La introducción de un Sistema de Depósito ambicioso, que permita retornar botellas de vidrio, plástico, latas y briks a los comercios, cuenta, en pleno debate político, con un apoyo masivo de la opinión pública.


- Publicidad -