lunes, 6 diciembre 2021 11:48

Comisarías, cuarteles y parques de bomberos: la biomasa se viste de uniforme

La gestión sostenible de los recursos forestales y agrícolas autóctonos ofrece una alternativa local al gas ruso, que llega por barco, o al argelino, que contará con un gasoducto menos, y que resulta además mucho más caro y contaminante. Por eso, los responsables del funcionamiento de muchos edificios oficiales en España han identificado hace tiempo las ventajas de la biomasa para calefacción y agua caliente.

Una de las incorporaciones más recientes a la lista de instalaciones vinculadas a la seguridad ciudadana que emplean biomasa para usos térmicos son los nueve edificios inscritos en el Instituto de Seguridad Pública de Catalunya (ISPC). Y, a buen seguro, no será el último en pasarse a esta fuente de energía para generar calor.

En la población de Mollet del Vallès (Barcelona) se ha llevado a cabo la instalación de una red de calor con biomasa para abastecer de agua caliente sanitaria (ACS) y calefacción a nueve edificios que pertenecen al Instituto de Seguridad Pública de Catalunya (ISPC).

Esta nueva central térmica automática y de alta eficiencia energética ha sido instalada por Sacyr Facilities, por medio del suministro de dos calderas Herz firematic 501 por parte de Termosun. Con una potencial total de la instalación de 1.000 kW, esta red de distribución se alimenta de astilla forestal.

Instituto de Seguridad Pública de Catalunya (ISPC) en Mollet del Vallès (Barcelona)

Este proyecto representa beneficios en dos vertientes: por un lado, contribuye a la reducción de las emisiones de CO2 en comparación con otras instalaciones alimentadas por combustibles fósiles además, influye de forma indirecta en la disminución del riesgo de incendios forestales como consecuencia del aprovechamiento de biomasa proveniente de la gestión sostenible de los bosques. Asimismo, la gestión de manera eficiente de la energía en todo momento genera un importante ahorro económico.

En los últimos meses, el mercado energético se ha movido a golpe de sobresalto con sucesivos récords del precio de la electricidad, dinamitados casi a diario. Un repunte continuado que ha provocado una auténtica conmoción social por el efecto de la tensión de los mercados internacionales en el recibo de la luz de viviendas, pymes e industrias. Por eso, y con la temporada de frío a las puertas, la biomasa para usos térmicos -agua caliente y calefacción- garantiza una factura energética más barata.

Las administraciones públicas lo saben y buscan sistemas eficientes y competitivos sobre todo para edificios oficiales con elevada demanda energética que, a partir de una fuente gestionable y que aporta mayor autonomía a los inmuebles, libera a los espacios de depender exclusivamente de la electricidad.

EL RESPALDO SOCIAL A LA BIOMASA

En este sentido, el sector de la biomasa forestal para generación de calor -en forma de pellet de madera, astilla o briquetas- está viviendo un «momento dulce» con el avance de numerosos proyectos y la asignación de incentivos que ayudan a hacerlos realidad, explican desde la Asociación Española de la Biomasa (Avebiom).

Pero, sobre todo, está consiguiendo el respaldo de la sociedad, que comprende cada vez más los beneficios medioambientales y económicos que reporta la valorización energética de la biomasa, que se deriva de la correcta gestión y conservación de los bosques: prevención de incendios forestales y vigorización de la España vaciada, amén de su menor coste para calefacción en comparación con combustibles fósiles como el gasóleo y el gas natural o la electricidad.

Dentro de las renovables, el sector de la biomasa mueve más de 3.000 millones de euros en su conjunto en España y confía en seguir siendo imprescindible como energía de respaldo -es almacenable y se puede usar a demanda- para el mix energético del país.

LA ‘SEGURIDAD’ ENERGÉTICA DE LA BIOMASA

Entre los numerosos casos de éxito de instalaciones abastecidas con biomasa para usos térmicos en edificios, un apartado importante es el representado por sedes oficiales de cuerpos y fuerzas vinculadas con la seguridad ciudadana.

Por ejemplo la red de calor o District Heating de la localidad segoviana de Cantalejo suministra Agua Caliente Sanitaria y Calefacción a varios edificios, entre los que destaca el Cuartel de la Guardia Civil además de: la residencia de ancianos del Pinar, la vivienda de los Hermanos de San Juan de Dios, la piscina municipal climatizada, el Instituto de Educación Secundaria “Hoces del Duratón”, el polideportivo calle Sol, el Colegio de Educación Infantil y Primaria “Los Arenales”, el centro cultural “JoseRodao” y el pabellón deportivo municipal.

Más al norte, en la Comisaría Mossos d’Esquadra de Ripoll (Girona), otra de las calderas de biomasa Herz, de 100 kW de potencia, instalada por Termosun genera ahorros de unos 14.700 euros anuales según el Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña.

Recientemente, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz anunció nuevas instalaciones de biomasa para aumentar la eficiencia energética de sus edificios y reducir el gasto energético. El edificio de Bomberos y Policía Municipal, que en la actualidad no tiene ninguna fuente de energía renovable pasará a utilizar un 93% de biomasa y el Semillero de Empresas Municipal de Jundiz, que tampoco dispone de fuentes de energía renovables, utilizará a partir de ahora un 100% de biomasa.

Más allá de los proyectos concretos, en términos generales, la fuerte dependencia del exterior lastra la factura energética de España y, aunque la escalada de precios en el mercado mayorista tiene ahora un impacto directo en el recibo de la luz de los consumidores, el fondo del problema es el de siempre. El aprovechamiento de recursos autóctonos producidos localmente aumenta la autonomía energética y genera empleo y riqueza en el país.

Las instalaciones de biomasa están en ascenso en sectores de actividad tan variados como el hotelero, la industria, el sector sanitario, el ámbito residencial, las instalaciones deportivas, los centros educativos y culturales, también la Administración y edificios emblemáticos.


- Publicidad -