lunes, 18 octubre 2021 22:02

Tarde, mal y con 816.000 plazas en peligro: al Imserso le crecen los competidores

Aunque la vuelta del programa de viajes del Imserso se anunció con casi medio año de antelación, con octubre a la vuelta de la esquina, las 816.000 plazas hoteleras que oferta siguen en el aire. Los empresarios hoteleros han recurrido el pliego de condiciones pese a que su denuncia fue tumbada en primera instancia. Entre ‘dimes y diretes’, nuevos competidores irrumpen y hacen su agosto a cuenta del enfrentamiento entre el Gobierno y el sector. Sin subvención estatal, alternativas como Mundosenior o el programa de Acumafu igualan precios y ganan adeptos.

Paradójicamente, una vez superados los dos obstáculos que impedían que se hiciera efectiva la convocatoria -la falta de celeridad inicial por parte de la Administración pública encargada de reactivar el programa de viajes y la lenta evolución de la vacunación en España- ahora la también previsible tramitación, como ha ocurrido en años anteriores con la presentación de impugnaciones, es la que frena la última esperanza de los hoteleros de poder generar o incrementar ingresos hasta final de año.

Los viajes del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) se suspendieron con motivo de la pandemia y, en este verano de 2021, “el de la recuperación”, su futuro sigue siendo una incógnita. Con una presencia de viajeros internacionales bajo mínimos, y con una demanda turística nacional que sólo conseguirá cubrir una parte del hueco dejado por los extranjeros, rescatar la temporada valle del sector se antoja ahora imprescindible para la continuidad de multitud de negocios.

En este sentido, la patronal hotelera CEHAT apunta que «lejos de la recuperación de los niveles normales, sufrimos un gran descenso del mercado internacional, lo que va a provocar que muchas zonas no puedan reestablecer su actividad económica habitual”.

el programa del Imserso se lo merecen hoteleros, transportistas, taxistas, excursiones y restaurantes por su efecto multiplicador

En este sentido, “es previsible un descenso notable de la actividad del mercado doméstico en el mes de septiembre cuando se retomen los calendarios laborales y de colegios, por lo que muchas zonas que han compensado con los turistas nacionales también sufran las consecuencias del descenso del turismo extranjero”.

Tras una temporada alta estival, mejor que la primera en pandemia, pero muy lejos todavía de un impulso definitivo al sector, los viajes de la tercera edad cobran una relevancia mayor a futuro de lo previsto inicialmente. Pero, mientras los hoteleros suspiran por unos viajes del Imserso que beneficien a todos, las condiciones del pliego para concurrir al concurso no resultan atractivas ni rentables para los empresarios.

VIAJES DEL IMSERSO QUE BENEFICIEN A TODOS

En un panorama todavía marcado por la incertidumbre, el sector hotelero no puede permitirse más piedras en el camino de aquí a final de año. Por eso, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, anunció la interposición de un segundo recurso, tras la desestimación del primero por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

Los empresarios de los hoteles se han encontrado con que las condiciones propuestas por el Gobierno para los viajes del Imserso son inasumibles para un sector con el agua al cuello, al que se le quiere pagar una pensión completa en hotel de 4 estrellas (antes se contaba con los hoteles de 3 estrellas), por 21,50 euros, cuando el coste fluctúa entre 27€ a 33€ por persona.

La patronal subraya que los precios del programa están muy por debajo de los costes, tal y como refleja un estudio realizado por la Universidad de Alicante. «El Imserso exigía hasta el momento que los alojamientos turísticos ofreciesen por 20€ la noche más IVA, alojamiento, desayuno, almuerzo, cena, agua, vino en las comidas, animación, y servicio médico en hoteles de 4 estrellas» y esto, «es completamente inasumible», explica Marichal.

Esto provoca que, como apunta la Confederación, se haya generado un perjuicio en los hoteleros que trabajan con el Imserso, algo que la patronal ha puesto en conocimiento de Derechos Sociales a través incluso de un recurso, para que se tenga en cuenta la situación de indefensión ante la que se encuentran los hoteleros españoles. «Es un problema que se viene repitiendo desde hace años y hay que arreglarlo de una vez por todas», recalca Marichal.

CEHAT insiste en que se trata de un programa deficitario para los hoteles, cuyos pliegos se deben corregir inmediatamente, aumentar la asignación del programa y llegar a un acuerdo con los subsectores afectados, para que no haya controversias y se pueda lanzar de forma urgente un programa consensuado.

En este sentido, destaca que el programa es necesario no solamente para el sector alojativo, sino también para el resto de intervinientes como agencias de viajes y transportistas, y que, por tanto, se ha de entender que debe diseñarse de forma justa en cuanto a la configuración de costes del mismo.

«Después de la preocupación gigantesca que han tenido a raíz de la pandemia, nuestros mayores se merecen un programa de viajes del Imserso digno y que no se tenga que contratar por debajo de coste para ofrecer unos servicios acordes a los que debemos prestar a este colectivo. Y, por supuesto, también se lo merecen las zonas turísticas y la gente que allí vive, pues afecta a hoteleros, transportistas, taxistas, excursiones, restaurantes… y tiene un gran efecto multiplicador en la riqueza», apunta Marichal.

«El Gobierno está perdiendo una oportunidad de oro para utilizar una palanca que beneficie a los máximos afectados por esta pandemia: los mayores y el sector turístico», añade el líder la patronal. «Recuerden que, por cada euro invertido en el programa, el Estado recauda 1’6€, según otro estudio realizado por la Universidad de Alicante», concluye.

ACUMAFU, EL PLAN B DEL IMSERSO

Mientras los viajes del Imserso siguen en el aire, los mayores se resisten a quedarse de brazos cruzados. Y el ejemplo más claro lo representa Acumafu, la Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada que, en el mes de mayo, rescató una iniciativa puesta en marcha en 2019 también entonces por la demora de estos viajes tras la impugnación del pliego.

Acumafu ha ofertado 10.000 plazas «para vacunados» entre 2021 y 2022. La primera campaña de viajes arrancó en mayo y los primeros viajeros fueron recibidos en persona por el propio alcalde de Benidorm, Toni Pérez, como muestra gratitud.

«En principio lanzamos 800 plazas que se podían reservar online, pero por error, no se fijó un tope por lo que en poco más de hora y media después teníamos más de 1.000 plazas reservadas» reconocía en aquel momento el presidente de la asociación, Marcelo Cornellá, en declaraciones a MERCA2, «de forma que decidimos convertir las 800 plazas en 10.000».

La oferta de viajes de la asociación está abierta a toda España y Benidorm es uno de sus destinos estrella. Por tan solo 150€, se han ofertado viajes de cinco y días y cuatro noches en su destino preferido. En agosto, el precio por siete días y seis noches asciende a 220€.


- Publicidad -