viernes, 15 octubre 2021 21:14

El ‘plan B’ del Imserso supera las 8.700 reservas sin esperar a octubre

El Imserso ya tiene competencia. Hoteleras, empresas de transporte y agencias de viaje desconfían del anuncio del Gobierno de una vuelta de los viajes para mayores en octubre de 2021. Y no son las únicas. La Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada (Acumafu) rescata una iniciativa puesta en marcha en 2019 por la demora de los viajes tras la impugnación del pliego, y oferta 10.000 plazas «para vacunados» entre 2021 y 2022. La primera campaña de viajes podría arrancar el 10 de mayo, sólo la paraliza la incertidumbre ante la suspensión del Estado de Alarma. Por lo pronto, el número de reservas supera las 8.700.

La oferta de viajes de Acumafu, la alternativa del Imserso, está abierta a toda España. Las dos primeras convocatorias están previstas a Benidorm y a Torremolinos, desde Madrid. Ambas propuestas cubren 5 días y 4 noches, y cuestan 150 € en el caso de Benidorm y 200€ para Torremolinos.

En concreto, «el día 10 de mayo podríamos enviar los primero 48 autobuses burbuja» a Benidorm, explica el presidente de la Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada, Marcelo Cornellá, «pero la Comunidad Valenciana sigue cerrada», añade. Hasta que no haya respuesta a la expiración del Estado de Alarma, todo queda en «stand by«.

Aunque el hecho de que la asociación trabaje con una amplia red de agencias, transportistas y empresas colaboradoras en diferentes regiones, facilita que la oferta se haya abierto a toda España. «En principio lanzamos 800 plazas que se podían reservar online, pero por error, no se fijó un tope por lo que en poco más de hora y media después teníamos más de 1.000 plazas reservadas» describe Cornellá, «de forma que decidimos convertir las 800 plazas en 10.000».

Pero, ¿cómo organiza y estructura una asociación una convocatoria tan numerosa? «Porque no hablamos de un solo viaje, o de una fecha concreta, sino que vamos lanzando campañas, para que la gente se vaya apuntando según se vacune«, comenta Cornellá. De esta manera, se funciona a demanda de los hoteles para responder a la «ocupación óptima» de los establecimientos alojativos y se coordina el transporte para ocupar estancias de domingo a jueves.

Aunque a menos de un mes para que decaiga el Estado de Alarma desde Acumafu se ofrecen sólo dos destinos, Benidorm (Alicante) y Torremolinos (Málaga), lo cierto es que la asociación tiene convenios que facilitan la organización de viajes a Galicia y País Vasco.

Una de las grandes diferencias con el Imserso, al margen de «adelantarse» al programa del Gobierno con una oferta de «sol y playa para vacunados» es precisamente esa, que se abre «a vacunados». En otras palabras, «pretendemos que los viajes sean familiares, no sólo para jubilados, sino aprovechar la cultura de los precios para mayores para toda la familia», siempre y cuando, por las circunstancias que sea, los acompañantes estén vacunados. «La idea es que, si no quiere, el abuelo no viaje solo».

IMSERSO, «UN PLANTEAMIENTO INJUSTO»

Cornellá tacha de «injusto» el planteamiento del Imserso. El modelo de Acumafu busca ser más inclusivo y contempla destinatarios con pensiones «más cortitas». Por otro lado, tampoco consideran que la fórmula dependiente del Ministerio de Turismo sea la más ecuánime para el sector turístico: «es injusto que los 118 millones de euros que se asignan a los viajes del Imserso se repartan entre tres multinacionales del sector», rechaza Cornellá en alusión a las UTEs gestoras: Ávoris (Turismo Social); Iberia, Alsa y IAG7 Viajes (Mundiplan) y Traveltino Senior (antes Logitravel).

Desde el competidor del Imserso se muestran partidarios de fijar un sistema de bonos establecidos en función del tipo de pensión y que cada jubilado acuda a las agencias y «vayan solicitando servicios a los intermediarios».

Cornellá destaca que este tipo de iniciativas son muy beneficiosas para las personas de la tercera edad, sobre todo después de que los centros de mayores hayan «permanecido cerrados desde el principio de la pandemia». «Necesitan respirar, y los hoteleros también necesitan respirar con la presencia de estas personas”, concluye.


- Publicidad -