domingo, 28 noviembre 2021 13:20

Un foco de infecciones: estas son las que puedes ‘pillar’ en la piscina

Debido al aumento de la humedad y altas temperaturas de este verano, tiende a crear un clima perfecto para la proliferación de infecciones. Sobre todo, la humedad alta como es el caso de los lugares más transitados como es el caso de las piscinas.   Por lo que, en esta época del año, donde muchas personas pasan horas y horas en el agua, debemos vigilar las apariciones de algunas enfermedades.

Muchos expertos han explicado que las personas que tienden asistir a la piscina con mucha frecuencia, pueden tener un 50% más de poder sufrir cualquier tipo de infección que es generada por pequeñas bacterias u hongos. Inclusive, algunas son habituales en los pequeños de la casa, o tiende afectar directamente a las mujeres. Por lo que, hemos decidido enseñarle los cincos más habituales que se pueden conseguir en el ambiente.

Cystitis

Cystitis

Es una de las infecciones que se caracteriza por afectar la vejiga y que es generada por la acumulación de bacterias en todo el tracto urinario. El microorganismo que más la produce es la Escherichia coli o E coli, siendo responsable de un 75% de la cistitis en toda España. Inclusive, puede provocar en los hombres, pero es más frecuente en la gran mayoría de las mujeres, sobre en las jóvenes.

Este tipo de infecciones son las más habituales durante todo el año, ya que puede generar higiene insuficiente en las zonas íntimas. Sobre todo, en las relaciones sexuales frecuentes, las ropas interiores que son demasiados apretada. Pero, en las temporadas de veranos tienden a aumentar demasiado. Los síntomas más comunes que se pueden presentar es al orinar con mucha frecuencia y tener las ganas constantemente, dolor o escozor al producir el orine.


- Publicidad -