sábado, 28 mayo 2022 6:58

Enric Asunción (Wallbox): «No queremos ser los más grandes, sino los mejores»

Wallbox no diseña ni fabrica ni programa cargadores eléctricos, sino que realiza los mejores del mercado a nivel mundial. En sus oficinas centrales de Barcelona, en la planta más noble, deja clara esta meta. «No queremos ser los más grandes, sino ser los mejores«, ha asegurado Enric Asunción en una entrevista con MERCA2.

Wallbox sobresale en este mercado por tener el cargador más rápido que se puede instalar en una vivienda, el Pulsar 48 Amperios. «A finales de año lanzaremos el Supernova, que de cara al año que viene dará mucho crecimiento«, ha apuntado el máximo directivo de la firma. Sus cargadores han roto el mercado por su bidireccionalidad, es decir, desde la casa se puede cargar el vehículo eléctrico, y viceversa. El coche puede utilizarse como una gran batería para cubrir las necesidades. Las oficinas de Barcelona tienen este modelo y para ello utilizan 26 vehículos, que ahorran en la factura de la luz.

UN INVESTOR DAY CON LOS COFUNDADORES

La startup catalana, dirigida por este ingeniero salido de Tesla, se ha convertido en un gigante, y a partir de septiembre comenzará su andadura en solitario en Wall Street, bajo el ticker WBX. La empresa va al alza de forma exponencial. En el primer semestre de este año ha cuadruplicado sus ingresos y supera sus propias expectativas. «Esperamos cerrar el año con una facturación de 79 millones de dólares«, ha reafirmado Asunción.

Enric Asunción, CEO de Wallbox

Tal es la progresión de la empresa que Asunción ha convocado a analistas, inversores, competidores e instituciones para celebrar su primer Investor Day el próximo 10 de agosto con la finalidad de dar a conocer en profundidad la empresa de recarga de vehículos eléctricos. En este evento participarán el propio Asunción y el cofundador de Wallbox, y Jordi Lainz, CFO de la compañía, que responderán a los asistentes.

LA META DE WALLBOX: ALCANZAR LOS 1.000 MILLONES EN 2025

El compromiso para 2025 es estratosférico, multiplicar por más de 100 esa cantidad y alcanzar los 1.000 millones de dólares a nivel mundial. Para entonces busca ser líder del mercado de los cargadores eléctricos tanto en Europa como en Estados Unidos, su principal país y motivo por el que han apostado cotizar al otro lado del Atlántico antes que en la Bolsa española y europea.

«En este primer semestre hemos sido capaces de ser el número 1 en ventas de Amazon en EEUU», ha explicado. Se trata de un pequeño canal para la operativa de esta empresa situada en la Zona Franca de Barcelona. «Es un canal muy pequeño para nosotros, ya que engloba el 10% a nivel mundial«, ha comentado, pero no deja de ser significativo. «Da una idea de que el mercado americano es clave para nosotros», ha resumido.

Los unicornios no existen y nosotros estamos aquí

Wallbox es una de las empresas considerada ‘unicornio’, con un valor de más de 1.000 millones de euros. Para Asunción, esta terminología no termina de gustarle. «Los unicornios no existen y nosotros estamos aquí«, ha puntualizado. «Valemos más de 1.000 millones de dólares», ha añadido.

EL CARGADOR DE WALLBOX AÚN TIENE GRAN POTENCIAL DE CRECIMIENTO

La cotizada mediante una SPAC, un vehículo que permite la contratación de acciones para inversores a largo plazo, es tan sólo un punto de partida para su estreno en Bolsa en solitario. A su juicio, la empresa tiene aún un largo recorrido potencial debido a las normativas que se aplicarán en Estados Unidos y la Unión Europea sobre el vehículo eléctrico. En 2030, Estados Unidos tiene la obligación de tener un 40% de vehículos eléctricos, mientras que la UE ha adoptado la decisión de prohibir la fabricación de vehículos impulsados con combustibles fósiles a partir de 2035.

«En el mercado de los cargadores estamos en el principio«, ha apostillado. Y es que, según ha indicado, del total que pretenden instalar de cara a 2025 tan sólo se han colocado el 3%. «El potencial de crecimiento es enorme», ha asegurado.

En este sentido, espera una mayor velocidad de crecimiento en los cargadores que en los coches eléctricos. «Se necesitará un cargador en casa y otro en el trabajo«, ha afirmado. La empresa está perfectamente posicionada a nivel global para convertirse en el líder mundial. «Wallbox es la que más crece, la que tiene mayor presencia y tiene los mejores productos», ha enumerado Asunción.

EL SECRETO DEL CRECIMIENTO DE WALLBOX

El crecimiento de Wallbox se fundamenta en tres pilares o «tres dimensiones«, como ha indicado el directivo. En primer lugar, las zonas geográficas, con la implantación en 67 países y con la vista puesta en todo el mundo. «En breve abriremos en Canadá y estamos impulsando Suramérica, especialmente en Chile«, ha destacado. La segunda palanca de crecimiento se centra en los segmentos, con el liderazgo en viviendas y en el trabajo. Con Supernova, el cargador que ha visto, pero no ha podido fotografiar este medio, esperan impulsar el negocio. Se trata de puntos de carga públicos, donde el mercado es mayor.

El último asiento de este crecimiento se centra en los «ingresos recurrentes«. Y es que, esta parte del negocio supondrá el 10% de las ventas de cara a 2025. Se trata de obtener rédito del software interno de los cargadores que se instalarán en comunidades de vecinos y centros de trabajo.

Cada uno de ellos podrá utilizarse por varios usuarios. El programa les identifica y después gestiona los pagos que deberán realizar cada uno de ellos a la comunidad para sufragar la factura eléctrica. Como ejemplo, si el coste de un cargador es de entre 500 y 1.000 euros, este software aportará a lo largo de su vida útil el doble en ingresos recurrentes. Números que suman a la facturación y que acercan a Wallbox a cumplir con su objetivo de los 1.000 millones en 2025. Para ese año, los ingresos por el software se estiman en el 10%, más de 100 millones.

RIBERAS, PETTERSSON, NASON… LOS NOMBRES PROPIOS DE WALLBOX

Asunción, como otros grandes empresarios, se rodea de los mejores para realizar la gestión. Su mentor en esta aventura ha sido Francisco Riberas, presidente de Gestamp, que a su vez es consejero e inversor de Wallbox. «Ha participado como socio e inversor y es clave para Wallbox«, ha señalado respecto a Riberas, quien tiene el encargo de abrir las redes de proveedores de la empresa catalana.

El directivo, gracias a su relación con grandes fondos de inversión e inversores institucionales, también se ha apoyado en el exCEO de Chrysler y el exCEO de Thule, Anders Pettersson, que también es consejero de Wallbox. Nichole Nason, ex jefa de la Federal Highway Administration, también forma parte del equipo. Esta entidad es la encargada de repartir los incentivos del plan Biden para las infraestructuras. Asunción no tiene en cuenta la experiencia de este equipo a la hora de elaborar el crecimiento. «Nos aporta un gran valor a la compañía«, ha asegurado.

El fichaje de Pettersson es crucial. Y es que, Asunción cree que puede replicar el negocio de Thule, cuyas bicicletas y maletas son conocidas a nivel mundial. El objetivo es «crear una gran y potente marca», ha dicho. «Wallbox vende bajo su propia marca. El resto del mercado hace marcas blancas«, ha sentenciado. Una forma de destacar entre el resto, que se dedica más hacia el producto industrial. «Tenemos un producto reconocido y con Pettersson, Wallbox dará un nuevo impulso», ha considerado.

LAS STOCK OPTIONS, EL PLAN DE REMUNERACIÓN QUE TUVO LA PLANTILLA DURANTE SEIS MESES

Y es que, el reto industrial de la empresa es enorme. Estar presente en 67 países significa cumplir al menos con 67 legislaciones diferentes, además de los entes supranacionales, para cumplir con los certificados y homologaciones correspondientes.

Por otro lado, Wallbox utiliza un plan de remuneración para directivos basado en las ‘stock options’. Sin embargo, con la incertidumbre de la pandemia, los empleados fueron invitados al mismo a cambio de una bajada de sueldos. El 70% de los trabajadores aceptó rebajas de hasta el 30% a cambio de acciones de la compañía y Asunción lo muestra orgulloso. No todas las empresas pueden decir lo mismo. Eso sí, sobre el papel, la plantilla ha obtenido un mayor ingreso respecto a haber preferido mantener el sueldo.

«La directiva dio la opción de bajarse el sueldo a los trabajadores y compensarles con ‘stock options’ de la compañía. El 70% de los empleados que lo hicieron, tras bajarse de media el 30%, les ha salido muy bien el cambio. El 70% de la plantilla es socia de la empresa«, ha indicado. Este plan tan sólo duró seis meses.

EL INICIO DE WALLBOX: VENDER UN PROYECTO SIN FÁBRICA

Asunción ha rechazado ofertas de venta por la compañía, incluso antes de comenzar a cotizar como SPAC. «Hemos tenido muchas oportunidades. Creemos que podemos cumplir con nuestro plan de negocio y cumplir los objetivos», ha señalado. «No nos ha hecho falta (vender) porque hemos estado en el lugar, momento y con la tecnología adecuadas«, ha destacado. Además, con la inversión recibida de los 330 millones «estamos bien posicionados para liderar» el mercado. Para Asunción, lo más difícil en Wallbox ha sido conseguir los primeros 100.000 euros.

«Amigos y familiares» fueron sus primeros inversores. El producto fue expuesto a las principales eléctricas y distribuidores de cargadores y comenzaron a llegar los pedidos. Sin embargo, estaba todo sin empezar, había que montar una fábrica, obtener los certificados y homologaciones, etc.

«El mercado demuestra que es el mejor producto» sin tenerlo físicamente y comenzaron a recibir financiación para poder hacerlo.


- Publicidad -