domingo, 26 septiembre 2021 21:53

En la España vaciada con… José Bogas: el final acertado y agridulce del carbón

Un año más los directivos de las principales empresas que operan en nuestro país tendrán un verano diferente gracias a MERCA2. El agosto pasado estuvieron en una isla desierta. En 2021 las charlas se trasladan de manera ficcionada a la España vaciada. Con la debida distancia de seguridad y un entorno propicio, qué sería lo que contarían… 

El CEO de Endesa, José Bogas, llegaría en un coche eléctrico hasta la localidad coruñesa de As Pontes, en pleno corazón de Galicia. Un concello que es el segundo de la comunidad autónoma con mayor cifra de núcleos vacíos con más de 170 y que ha visto como el cierre de la central térmica dejaba con un futuro incierto a cientos de familias de la comarca.

Pepe, como se le conoce entre los amigos, querría conocer ‘in situ’ las consecuencias que para esta zona de la España vaciada supone el desmantelamiento del carbón. Después de tantos años, Bogas tiene buenos amigos en estas tierras y ha luchado desde su posición de privilegio en Endesa para ofrecer alternativas a la comarca, pero la burocracia ha dado al traste con varias de ellas. No es la situación que le hubiera gustado, ni mucho menos, pero la posición del Gobierno ha sido inflexible con la descarbonización.

Al poco de llegar, Bogas buscaría como primer destino la Plaza del Concello, donde hace unos días estaban acampados representantes de las empresas auxiliares de la eléctrica, reivindicando la negociación Xunta vs. Endesa.

Tras el cierre del carbón, Bogas se ha comprometido a la construcción de una planta de hidrógeno

El máximo responsable de Endesa se conciencia todavía más de que hay que encontrar soluciones para que esos más de 200 trabajadores no tengan que marcharse de allí o quedarse en el paro. Si la Xunta arrima el hombro, Endesa también lo hará. La transición justa no puede quedar en papel mojado, es la única vía para una descarbonización sostenible.

Por lo pronto, el directivo ya se ha comprometido a la construcción de una planta de producción de hidrógeno, de 100 Megavatios (MW) de potencia, donde prevé invertir 127,2 millones de euros, ligados a los fondos ‘Next Generation’ de la UE. Este proyecto está ligado a la construcción de seis parques eólicos en la zona, ya en tramitación, en los que se invertirán más de 600 millones de euros.

Paseando por esas calles, Bogas vería establecimientos cerrados. Siemens Gamesa, Alcoa, Navantia… Endesa se suma a la lista de compañías que arrastran a miles de trabajadores en Galicia: “empresas de toda la vida echan la persiana”, en As Pontes. “Esta es la España vaciada”, concluyen los lugareños.

Entonces pensaría en los frentes abiertos que hay ahora mismo, que no son pocos. “La coyuntura del mercado energético en España, con el fuerte aumento de precios en el mercado mayorista, no está beneficiando a las compañías eléctricas como Endesa, ya que tenemos vendida a clientes energía a precios menores de los que está marcando el pool”.

Bueno, sería hora de ir al hotel y poner la TV para ver el partido de los Juegos Olímpicos de la selección española de baloncesto, esa que patrocina Endesa (un referente dentro del patrocinio deportivo en España), y que tan buen papel ha hecho en Tokio 2020.

Mientras camina al hotel se acordaría de su amigo y principal rival en el sector, Ignacio Sánchez Galán, con quien compartió clase en el ICAI. Este recuerdo le llevaría a otros de buenos amigos dentro y fuera del sector energético: le gustaría tener más tiempo para charlar con ellos, lejos del mundo de los negocios, por ejemplo, en un apartado lugar de la España vaciada.


- Publicidad -