sábado, 31 julio 2021 8:54

Las alternativas de Endesa se topan con la burocracia: As Pontes agoniza

Empleados, empresas auxiliares, transportistas y trabajadores indirectos vinculados a la central térmica de As Pontes se echarán de nuevo a la calle. El 30 de junio comenzará el proceso para desmantelar la planta y las cartas de traslado a destinos como Canarias, Melilla o Pirineos empiezan a llegar a la comarca gallega. La falta de acuerdo de Endesa con el Gobierno y la Xunta pintan el futuro de color carbón. Además, “As Pontes queda muy lejos de Roma”, manifiesta a MERCA2 Marcos Prieto, de UGT FICA Galicia, en clara alusión a la italiana Enel, titular de la central y propietaria de Endesa.

Las organizaciones sindicales han convocado una concentración a las 12h de este jueves, 17 de junio, frente a la sede de la Xunta de Galicia en Santiago de Compostela, según ha confirmado el secretario de organización de UGT FICA Endesa Galicia.

Tras más de un año de pruebas con biocombustibles y residuos para sustituir al carbón, reuniones, negociaciones, informes de uno y otro lado, la parte dulce de la historia llega del lado de Endesa. La eléctrica que dirige José Bogas ha planteado ambiciosos proyectos para la planta y también para la zona. El lado amargo lo pone la falta de coordinación o acuerdo con la administración central y regional, que pueden reducir a meros “trámites burocráticos” la justificación para el cierre sin futuro de la central.

Endesa no quiere continuar con la planta sea viable o no, la penetración de las renovables prevista no daría más de tres años de vida a la central. Y, si bien no quiere saber nada de la continuidad sin carbón y con biocombustibles, sí ha puesto sobre la mesa un proyecto alternativo de coincineración de 50 MW, con equipos de generación de biogás anexos.

Esta iniciativa aprovecharía parte de las instalaciones de la central actual y 475.000 toneladas (tn) de un tipo de biocombustible ya probado en la planta, de lodo de depuradora y, a mayores, 300.000 tn de purines para la generación de biogás.

De esta forma, se solucionaría al mismo tiempo el problema de los transportistas de la zona, que antes trasladaban el carbón y, en el futuro, portarían otro tipo de recursos. Además, se resolvería el problema del empleo directo e indirecto, porque pese a que se trata de una planta más pequeña, que no puede absorber todo el excedente que se subcontrata, este proyecto no llegaría solo.

A la nueva coincineración habría que sumar otros proyectos planteados por Endesa. Por un lado, el proyecto de generación de hidrógeno de 100 MW, uno de los más grandes previstos para la Península ibérica y, por otro, la aerogeneración, que proyecta 611 MW por el cierre de As Pontes. La ubicación de este último implicaría además el almacén logístico de generación de toda Iberia de Endesa, la reparación de componentes y la formación para el empleo.

Se trata de proyectos “potentes”, tal y como califica Prieto, puesto que “hablamos de muchos puestos trabajo”, añade el representante sindical.

EL LADO AMARGO DE LA HISTORIA

El proyecto de electrolizador para la producción de hidrógeno verde de Endesa ha sido incluido en la solicitud de fondos europeos ‘Next Generation’ de la compañía energética. Mientras tanto, el proyecto de aerogeneración, aunque lo promueve Endesa, se circunscribe al ámbito de actuación de la Xunta de Galicia y depende de ella. El ‘Área de Desenvolvemento Eólico’ (ADE) está tutelado por la Xunta.

La cuestión es que el Gobierno regional, si no se garantiza el desarrollo del hidrógeno verde, no puede declarar de interés público la aerogeneración y, a su vez, Endesa no puede garantizar el proyecto del hidrógeno hasta que no tenga garantizada la asignación de fondos europeos, de la que depende el proyecto. He aquí la pescadilla que se muerde la cola.

Por descontado, sin los demás proyectos, la coincineración tampoco saldría adelante. Las tres iniciativas forman parte de un plan global en los que la viabilidad de unas dependen de la ejecución de las otras.

“SE PASAN LA PELOTA DE UNOS A OTROS”

Llegados a este punto y con los plazos próximos a agotarse, para el secretario de organización de UGT FICA Endesa Galicia, sólo cabe que se reedite una nueva versión la Mesa de la Transición Ecológica de As Pontes que lleve a buen término las negociaciones.

“Exigimos que el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), Xunta de Galicia, Concello (Ayuntamiento de As Pontes) y Endesa se sienten en una mesa en corto (sin 400 personas) y aborden con valentía y sin reproches qué necesita Endesa, qué puede aportar cada uno”, reclama Prieto. “Pero se pasan la pelota de unos a otros”, concluye.

El 30 de junio las empresas auxiliares procederán con los ERE y “los trabajadores de Endesa nos quedaremos sin trabajo”. De hecho, ya están llegando las cartas de traslado de la compañía, a destinos que van desde la región de los Pirineos, hasta Ceuta, Melilla y Canarias. “La situación es terrible” se lamenta Prieto que recuerda que “el primer contingente de personal de Endesa trasladado debe incorporarse el 1 de agosto”.

Según el acuerdo de recolocación “tendríamos garantía de retorno si se construyera algo aquí, si no fuera así, no habría opciones”, explica Prieto.

“Pedimos altura de miras” afirma Prieto que apela a las instituciones implicadas a “que se sienten y que asuman responsabilidades”, puesto que “el proyecto industrial de Endesa es muy importante, conlleva fuertes inversiones y lo respalda una empresa que debe priorizar el empleo de calidad”.

Los representantes de los trabajadores exigen la proactividad de los actores del conflicto y recuerdan que el cierre del carbón es parte de “un problema global de país, de respuesta en la lucha contra el cambio climático, pero en la que hay que buscar un equilibrio, y ahí las empresas tienen una responsabilidad pero las Administraciones tienen las herramientas”.

Prieto parafrasea al MITECO cuando afirma que “si la transición justa supone no dejar a nadie atrás, yo invito a la ministra (Ribera) a darse un paseo por As Pontes”.

Siemens Gamesa, Alcoa, Navantia… Endesa también arrastra a miles de trabajadores: “empresas de toda la vida echan la persiana y colocan el cartel ‘por el cierre de Endesa’”, en As Pontes. “Esta es la España vaciada” concluye Prieto.


- Publicidad -