domingo, 26 septiembre 2021 21:40

Lucifer: ¿Por qué dicen que no merece la pena ver la serie?

Lucifer es una de las series de moda en las plataformas de streaming. Esta serie se centra en Lucifer Morningstar (interpretado por Tom Ellis), un ángel atractivo y poderoso que fue expulsado del cielo por traición y llega a Los Ángeles, donde irán sucediendo una serie de historias amorosas, así como varias amenazas celestiales y demoníacas con las que tendrán que lidiar.

Este contenido se puede ver en la plataforma Netflix, y muchos de los usuarios de esta plataforma la han posicionado en la lista de las más vistas de esta y de otras plataformas de streaming. Pero… ¿realmente merece la pena?

¿Merece la pena ver la serie Lucifer?

Atractivos de la serie Lucifer

lucifer-reparto

Las series pueden tener un buen reparto, una buena historia de trasfondo, un buen guion, y magníficas escenas. Sin embargo, muchas series actuales, como Lucifer, también se valen de otros atractivos para lograr ser un éxito.

En este caso no solo es la historia, mezcla de fantasía urbana, policía procesal y comedia dramática, lo que la ha llevado a las 5 temporadas de extraordinarias cifras de visualizaciones.

También han atraído a muchos jóvenes con un elenco de actores jóvenes y atractivos, especialmente el actor gales Tom Ellis que causa furor entre las féminas. Un actor que encarna al mismísimo Lucifer, el amo del infierno, además de un personaje irresistible (y que, pese a lo que pueda parecer, genera bastante simpatía), y entorno al que gira la historia de la serie.

Por otro lado también es clave la cantidad de referencias religiosas que se cuenta en la historia. Un tema de interés, pese a lo que pueda parecer, y que llamó bastante la atención a la plataforma californiana para rescatar esta serie y salvarla de sus primeras emisiones en la FOX.

A eso le añades el humor (diferente de las comedias tradicionales), el romance, y la acción de las series policíacas ambientadas en Los Ángeles, que también han mostrado que pueden tener éxito.

Y si metes todo eso en una coctelera, el resultado es…


- Publicidad -