sábado, 31 julio 2021 23:37

Lentejas: cuánto agua (o caldo) debes echar para que te queden perfectas

Durante la infancia, las lentejas es uno de esos platos que amas u odias de entre los clásicos españoles. Sin embargo, muchos de los niños a los que no les gustan se hacen adultos y terminan enamorándose de esta receta. Especialmente cuando se independizan de sus padres y echan de menos esos platos tan ricos que comían antes.

Si quieres hacer unas lentejas como esas que tanto de gustaban, como las de siempre, te gustará conocer algunos consejos y trucos para que salgan perfectas, con el máximo sabor y en su punto justo de consistencia…

Los mejores trucos para que las lentejas estén perfectas

Elige bien las lentejas, de ellas dependerá el sabor y consistencia del caldo

lentejas

Las lentejas son una de las legumbres más saludables que existen. Ricas en ácido fólico, hierro, potasio, y magnesio. Los dos primeros nutrientes son muy importantes para prevenir la anemia, y especialmente positivas para mujeres embarazadas. Además, también ayudarán a tus músculos y al sistema nervioso. Todas tienen esas maravillosas propiedades, aunque para hacer un potaje hay que diferenciar los tipos (sea la que sea es importante que sean de la cosecha más reciente posible):

  • Castellana o reina: suelen ser de un color verde claro y de gran tamaño. Se consumen principalmente en España. Aunque se suele usar bastante, no es la mejor opción.
  • Verdina: es de pequeño tamaño, unos 5mm de diámetro, y con un color entre verde y amarillo. Son muy tiernas, por lo que necesitan poca cocción.
  • Pardina: algo más grande que la verdina, pero también de rápida cocción. Su color es marrón terroso, y son las mejores para un buen potaje. Así que es la mejor de las opciones.
  • Beluga o caviar: de muy pequeño tamaño y semiesféricas. Con un color negro brillante que las hace similares al caviar de beluga. Son muy suaves, tiernas y no sueltan pellejo.
  • Verde du Puy, verde de Puy o francesa: variedad muy baja en almidón, además de sabrosa, con un toque picante, y textura cremosa. Es de procedencia francesa, y resulta interesante si buscas algo diferente para ensaladas y otros platos.
  • Roja pelada: existen varias de estas rojas, como la Crimoson, Red Chief, etc. Tienen color anaranjado o rojizo. Y son muy populares en Canadá, India y EE.UU. Son tiernas con poca cocción, y pueden ser ideales para rellenos, purés, cremas, etc.


- Publicidad -