lunes, 18 octubre 2021 15:01

La original ensaladilla rusa de Gipsy Chef para dejar locos a tus invitados

Gipsy Chef es uno de los cocineros más divertidos de YouTube. Siempre con recetas fáciles de hacer, diferentes y con curiosos consejos. Ver cómo cocina este chef es todo un espectáculo, pero también enseña a hacer platos tan maravillosos como la ensaladilla rusa. Sin embargo, él le ha dado un giro a esta comida y que no va a dejar indiferente a ningún comensal.

Si estás cansado de la tradicional de ensaladilla rusa, deberías conocer esta otra receta tan original que será todo un éxito…

Receta para una ensaladilla rusa de escándalo

El origen de la ensaladilla rusa

Lucien Olivier (1838-1883) fue el cocinero belga de origen francés que se hizo muy famoso en Moscú gracias a su ensalada. Olivier emigró a Rusia para buscarse la vida y abrió allí un restaurante de alta cocina.

El restaurante fue todo un éxito, especialmente destacaba la ensalada que se llamó originalmente «mayonesa de caza». Los ingredientes eran carne de perdiz, cangrejo, trufa, lengua de ternera, lechuga, pepinillos, patata cocida, aceitunas y caviar. Además, se agregaba la salsa a base de mayonesa, además de aceite de oliva, vinagre de estragón, mostaza y salsa Mogul o Kabul.

En el siglo XIX, surgieron multitud de variantes denominadas «mayonesa de» para designar a estos platos fríos. Además, en la Unión Soviética, la receta de Olivier se transformaría en una ensalada proletaria con ingredientes más baratos como la carne de pollo,  jamón cocido, patatas cocidas, zanahorias, guisantes y huevos cocidos, así como nata agria y mayonesa Provansal.

Unos tienen la fama y otros cardan la lana…

Sin embargo, cuando Olivier solo tenía 8 años, ya existía una receta de «russian salad» publicada. La había ideado un cocinero italo-británico al servicio de la reina Victoria en 1845. Esta ensalada se hacía a partir de atún, cangrejo, langosta, gambas, aceitunas rellenas, alcaparras y mayonesa. Además, esto se empleaba en combinación con verduras y hortalizas cocidas como espárragos, patatas, guistantes, judías, etc.

Este cocinero de la reina, Francatelli, había cogido a su vez de un recetario del francés Antonin Carême (1784-1833). Esta otra receta usaba espárragos, zanahorias, nabos, judías, guisantes, patatas y remolachas, todo mezclado con mayonesa.

A España llegaría en el siglo XIX una versión en ensaladilla rusa más asequible con hortalizas cocidas, huevo duro y mayonesa. Después de la Guerra Civil también se comenzó a usar bonito o atún para enriquecer el plato.

Durante la época franquista se cambiaría el término «rusa» por imperial o nacional. Y tras este periodo comenzaría a llamarse nuevamente por su nombre original…


- Publicidad -