miércoles, 23 junio 2021 17:24

La oficina caliente, una forma de obtener beneficios en plena era del teletrabajo

La pandemia ha cambiado la forma de trabajar, y muchos de los cambios que han llegado se van a quedar a largo plazo. Las empresas no están dispuestas a aceptar el teletrabajo el 100% del tiempo, pero sí a ser mucho más flexibles. El problema es que ahora muchos emprendedores se encuentran con espacios de trabajo mucho menos llenos de lo normal. La oficina caliente se perfila como la solución para no perder dinero.

Encontrar el lugar perfecto para trabajar no es sencillo. Cuando un emprendedor por fin lo encuentra, lo normal es que celebre un contrato a largo plazo. Pero ahora hay mucha menos gente trabajando en las oficinas y esto implica que no hacen falta espacios tan grandes. A pesar de ello, muchos autónomos no quieren romper el contrato de alquiler por miedo a una penalización. Así que ya hay quien está buscando soluciones para encontrar una oportunidad en medio de la crisis.

¿Qué es la oficina caliente?

concepto oficina caliente

Hace unos años se hicieron tristemente célebres las conocidas como camas calientes. Camas que se alquilaban en una misma habitación y eran compartidas por diferentes personas en diferentes horarios. Una opción a la que tenían que recurrir quienes no podían costearse el pago de alquilar una habitación en un piso compartido.

La oficina caliente parte de esa idea pero desde una perspectiva mucho más profesional y respetando la dignidad de las personas. Las empresas tienen puestos de trabajo libres totalmente equipados, y hay muchos teletrabajadores y emprendedores que buscan un buen lugar desde el que trabajar. Lo que se hace en estos casos es alquilar un puesto de trabajo.

La empresa actúa en cierta medida como si fuera un coworking, poniendo a disposición de los interesados un espacio desde el que trabajar.


- Publicidad -