sábado, 19 junio 2021 21:32

Empleabilidad y emprendimiento: Educación, CEU, Santander Universidades y Catenon dan las claves

La formación profesional (FP), las titulaciones universitarias, las becas privadas y los ‘buscadores’ de profesionales se reinventan para ajustar la demanda de trabajadores a la oferta de empleo, transformada a golpe de Covid-19. Desde todos los ámbitos convergen en la oportunidad que se abre tras la crisis para profesionales cualificados a diferentes niveles, en un mundo laboral en el que la demanda de nuevas competencias digitales crece a pasos agigantados. Además, la figura del emprendimiento se amplifica hacia profesionales freelance, formatos startups y joint venture entre empresas. Todos coindicen en el gap entre empresa y formación, entre oferta y demanda, en definitiva.

Desde el Gobierno se han invertido 2.000 millones de euros en un ambicioso plan de transformación de la Formación Profesional, tal y como ha explicado Clara Sanz, secretaria general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, en un evento organizado por MERCA2 sobre los retos futuros y la nueva empleabilidad tras la irrupción del Covid-19.

“El posicionamiento de las empresas pasa por el capital humano, y la formación intermedia, que coincide con la FP, es el músculo de las empresas”, ha afirmado Sanz y, “por eso”, añade, “si no conseguimos doblar el número de técnicos y técnicos superiores, las empresas no podrán contar con los profesionales que necesitan para mantener su competitividad”.

Miguel Ángel Navarro, CEO de Catenon, una multinacional que se dedica a la búsqueda global de profesionales, cifra en “85.000 posiciones en materia de ciberseguridad y 250.000 perfiles en data que demandan las empresas y no encontramos en España”.

La rectora de la Universidad CEU San Pablo, Rosa Visiedo, ha comentado la “actualización del portfolio, cada vez más centrado en los perfiles que demanda el mercado”, implementado. La renovada oferta académica se centra en “nuevos grados modulares de base tecnológica, con compañías reconocidas mundialmente, para eliminar ese gap entre lo que demandan las empresas y los profesionales que estamos formando”.

Visiedo se ha referido a un grado de computación en la nube coordinado con Amazon; un grado en inteligencia artificial (IA) con Microsoft y un master en ciencia de datos con SAS. La conclusión es que las “competencias digitales avanzadas son las más solicitadas en este momento en el mercado laboral”, concluye.

Por parte de Santander Universidades, los tres ejes estratégicos expuestos en el encuentro temático organizado por MERCA2 han sido “la educación, la empleabilidad y el emprendimiento”, tal y como ha manifestado Alexandra Hernández, directora de Talento de Santander Universidades y Universia España.

“Este año nos hemos focalizado en la empleabilidad”, ha afirmado Hernández, confirmando “el enorme gap entre empresas y profesionales”, como pone de manifiesto los “700.000 puestos de trabajo que no se han cubierto el año pasado”, pese al elevado paro registrado.

LOS NUEVOS FORMATOS DEL TALENTO

Para el CEO de Catenon, “el talento no sólo se traduce en personas en nómina en una empresa” porque “hoy en día son muchas las maneras de generar riqueza para nuestro país con talento en forma de freelance que trabaja por proyectos, de startup o joint venture entre empresas”.

Para Navarro, la clave está en “perder el miedo a la tecnología”, de la que ha asegurado, “no es el enemigo”, puesto que “todo tenemos la oportunidad de transformarnos si hay voluntad de cambiar”

La secretaria general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, ha recordado el 40% de paro juvenil que registra España, “que entre los titulados en FP baja entorno a un 7%”. Además pide que las empresas y los departamentos de RRHH hagan un esfuerzo por ajustar los puestos, es decir, “definir cuándo se necesita un universitario y cuándo un técnico superior”.

Dentro de 20 años ningún puesto de trabajo será como lo conocemos ahora, según coinciden los cuatro invitados a la mesa temática de MERCA2. También están de acuerdo en que “las crisis suponen oportunidades, si se supera esa resistencia al cambio y se intenta verlo como algo positivo”, concluyen.


- Publicidad -