jueves, 24 junio 2021 16:27

Vía Célere y Habitat Inmobiliaria aparcan su intención de debutar en Bolsa

El sector inmobiliario está recuperando el pulso tras los efectos del covid-19, pero el descuento con el que están cotizando las promotoras, así como la disparidad de cotizaciones, frenan los deseos de algunas firmas de dar el salto a la Bolsa.

Convertirse en cotizada ha sido algo recurrente en los últimos años, con varias fechas fallidas, como es el caso de Vía Célere o Habitat Inmobiliaria. Pese a que el coronavirus ha golpeado con fuerza las cotizaciones, los analistas insisten en que el mercado funciona, aunque algunas cotizadas aún mantienen descuentos sobre NAV (Net Asset Value).

El debut de algunas promotoras tendrá que esperar y no se enmarca como un objetivo prioritario a corto plazo, ya que ahora reina la estrategia de la prudencia y definir un plan estratégico muy comedido, sin riesgos que les provoque un nuevo roto en las cuentas.

Según explica a MERCA2 el analista de XTB, Joaquín Robles, durante esta crisis el sector inmobiliario no se ha visto tan perjudicado como en las anteriores, ya que el crédito bancario no se ha visto comprometido en ningún momento. Además, las interrupciones en el sector de la construcción han dado lugar a menores entregas, lo que ha reducido la oferta de vivienda nueva en un momento en el que la demanda ha permanecido constante.

Asimismo, los bajos tipos de financiación, que se encuentran en mínimos históricos, están motivando la compra de vivienda en un momento en el que la rentabilidad de la renta fija ofrece tipos muy bajos. De hecho, actualmente existe una preferencia por el tipo de interés fijo a la hora de contratar una hipoteca, siendo el 80% de sus operaciones, frente a un 20% de tipo variable, según los datos de la hipotech española Hipoo.

HABITAT APUESTA POR LA PRUDENCIA

La compañía liderada por Carlos Saz se caracteriza por tres principios: prudencia, rigor y realismo. No lucha por ser la promotora más grande, pero sí la mejor. Para ello, estudia minuciosamente cada una de sus inversiones, y solo invierte en las zonas que tienen demanda de vivienda, dejando de lado las apuestas arriesgadas.

Parece que la salida a Bolsa de Habitat se seguirá retrasando, ya que la compañía controlada por Bain Capital continúa con sus planes de inversión para incrementar su tamaño. Desde 2018 ha retomado su actividad de forma progresiva y este año espera entregar más de 4.000 viviendas.

Según el analista de XTB, la intención de la compañía es duplicar sus ingresos y volver a tener beneficios, un factor clave para plantearse el salto a la cotización. Actualmente se posiciona como una de las promotoras con mayor suelo urbanizable, ya que cuenta con una capacidad para desarrollar más de 13.000 viviendas.

En el terreno de las entregas, la promotora catalana prevé que este año duplicará sus cifras con respecto al ejercicio pasado. De hecho, durante 2020 Habitat ha entregado seis promociones y cerca de 400 viviendas: tres promociones en Valencia, una en Barcelona, otra en las Palmas de Gran Canaria y otra en Córdoba.

Además, la compañía apuesta por continuar con su plan de expansión y no descarta aumentar su cartera de activos con nuevas adquisiciones de suelos. “Estamos continuamente estudiando opciones, pero la prudencia y el rigor serán las protagonistas en nuestras compras”.

VÍA CÉLERE SE LANZA AL ALQUILER

El caso de Vía Célere es muy similar, cuenta con buenas perspectivas ya que dispone de más de 4.000 viviendas en construcción, cerca de 5.000 viviendas disponibles para la venta y suelo para construir más de 21.000 inmuebles. Sin duda, unos datos que ayudan a destensionar la oferta de vivienda que existe en algunos puntos de España.

Durante el año pasado, a pesar de las graves dificultades para cumplir los plazos de entrega, fue la promotora que más entregas realizó, aseguran desde XTB. Esta compañía también está controlada por fondos extranjeros, y a pesar de su buen comportamiento, podría seguir retrasando su salida a Bolsa hasta reducir su endeudamiento y estabilizar sus beneficios.

Por otro lado, Vía Célere también ha querido sumarse a la ola del alquiler. La promotora controlada por el fondo de inversión Värde ha seleccionado suelos en Madrid, Málaga, Valencia, Sevilla y Baracaldo (Vizcaya) para poner en marcha una cartera de residencial en alquiler con 2.430 viviendas.

La inmobiliaria prevé destinar al alquiler más del 10% de su suelo actual, que se traduce en el desarrollo de más de 21.000 viviendas. El objetivo de Vía Célere pasa por desarrollar estas viviendas a riesgo (sin un acuerdo de venta previo con un inversor institucional) y cerrar la transacción una vez que el proceso de construcción esté ya avanzado o finalizado. Para poder desarrollar esta cartera Vía Célere se apoyará en la financiación de 300 millones obtenida de la emisión de bonos verdes que cerró la pasada semana.

En este sentido, Joaquín Robles apunta que la promotora no descarta la posibilidad de continuar comprando suelo para garantizar su actividad durante los próximos años. Unas operaciones que resultarían muy atractivas y pueden hacerle cumplir su meta de debutar en Bolsa antes de lo esperado.


- Publicidad -