martes, 13 abril 2021 2:05

Aplazamientos de cuotas e impuestos. Así funcionan en 2021

La falta de liquidez puede poner a los autónomos en apuros económicos. Para evitar que estos puedan acabar teniendo deudas con Hacienda o la Seguridad Social, existen los aplazamientos de cuotas e impuestos. Una forma de retrasar el pago, evitarse fuertes recargos y no constar como deudor de una Administración Pública.

En 2020 los autónomos recurrieron a estos aplazamientos en mayor volumen de lo que venía siendo habitual en los últimos años, y la previsión para este 2021 es que las peticiones de aplazamientos sigan subiendo. Por si tienes que retrasar el pago en algún momento, conviene que sepas que este año se ha producido algunas modificaciones.

La importancia de no tener deudas

aplazamientos de cuotas con certificado digital

Tener deudas no es una situación del agrado de nadie, menos cuando el dinero se le debe a entidades tan importantes como la Seguridad Social o Hacienda. En el caso de los autónomos tener deudas con ellas es todavía más grave, porque se pueden derivar para ellos consecuencias como no poder acceder a ciertas ayudas públicas e incluso no poder cobrar la pensión de jubilación.

Además, hay que tener en cuenta que tanto la Seguridad Social como la Agencia Tributaria aplican unos intereses de demora que pueden llegar a ser bastante altos. Esto implica que cuanto más tiempo esté la deuda sin pagar más va a crecer su importe. Y, por si fuera poco, si el pago no se realiza de forma voluntaria pueden optar directamente por la vía de apremio y embargar los bienes del afectado.


- Publicidad -