viernes, 27 enero 2023 16:09

Sálvame: momentos humillantes que rozan la línea de la vejación

Que en Sálvame consiguen audiencia gracias al show montado por el equipo y los colaboradores no es ningún secreto. Es cierto que de vez en cuando informan sobre ciertos asuntos de los famosos de los que no podríamos enterarnos de no ser por las redes sociales. Y hay que admitirlo, ver su show es mucho más divertido que leerlo, además que siempre se queda algún detalle.

El problema es cuando sufren algún bajón en cuanto a audiencia, y tienen que buscar la forma de atraer de nuevo a su público, el cual no siempre está muy contento. Sobre todo cuando se pasan la tarde diciendo que tienen un notición, y es algo que ya sabíamos, o es una absoluta ridiculez, que a veces no llegan siquiera a decir. Es entonces cuando recurren a atacarse entre ellos y hacer un verdadero ridículo en pantalla. Vale que tienen un sueldo que a muchos nos gustaría, pero hay límites que no se deberían cruzar. A continuación, os contamos algunos de los momentos más humillantes de Sálvame.

La llegada de Quiero mi dinero a Sálvame

chelo garcia enseña ropa interior salvame

Debido al reestreno de Pasapalabra, inexplicablemente, el concurso ha logrado lo que llevaba muchos años intentando, ganar en audiencia a Sálvame. Esto ha puesto en una encrucijada terrible al programa de Telecinco, ya que han recibido mucha presión por parte de Paolo Vasile para recuperar lo perdido, ya que las cifras no eran precisamente insignificantes. Es así como crearon el concurso quiero mi dinero, en el cual los concursantes eran los propios colaboradores.

Estos debían enfrentarse a pruebas de lo más surrealistas, además de responder a comprometidas preguntas. Y Chelo García-Cortés fue la primera víctima del concurso. Dejando de lado las preguntas a las que tuvo que responder, hubo varias pruebas que fueron verdaderamente humillantes, aunque ella se mostró fuerte en todo momento. Principalmente porque el bote final era un precio de 25.000 euros. Por muy buen sueldo que tenga en el programa, un extra de este calibre nunca viene mal.

Una de las pruebas a la que tuvo que enfrentarse la colaboradora del formato, fue meter la cabeza en una caja repleta de cucarachas. Y si esto ya te parece horrible, aún hay algo peor que desde luego, nadie se esperaba. Y es que le pidieron que mostrara su ropa interior. Cualquier persona se habría bajado un poco el pantalón para haber mostrado un poco, pero Chelo iba a por todas, y si esto no daba audiencia, nada lo haría. Sin pensárselo dos veces, no solo se bajó los pantalones, sino que se los quitó por completo. Desde luego, una escena de lo más humillante, por muy entera que ella se mostrara en Sálvame.


- Publicidad -