jueves, 6 mayo 2021 2:33

Estos productos han sido los grandes errores de Lidl en España

Lidl, la cadena de supermercados de origen alemán no deja de crecer en España, sin prisa pero sin pausa. Uno de sus puntos fuertes es la unión de una calidad más que aceptable con precios muy atractivos. A esto se une la ampliación del stock y la modernización de sus instalaciones, con lo que ha conseguido el empujón que necesitaba para convertirse en unas de las tiendas preferidas por los consumidores para hacer la compra. Como todos los supermercados, Lidl cuenta con una serie de productos estrella con los que consigue destacar, ofreciendo una calidad igual o superior a la de sus homólogos de grandes marcas y con un precio mucho más reducido.

También destaca por una interesante selección de productos bio y una excelente sección de frutas y verduras ecológicas. Otra opción que atrae a los clientes son sus ofertas puntuales dedicadas a cocina internacional, gracias a las que podemos disfrutar los sabores más auténticos de Italia, Grecia o Japón. Pero no es oro todo lo que reluce y en el catálogo de productos de Lidl también se encuentran algunos que han sido todo un fiasco, por unos motivos o por otros. Estos son algunos que hemos decidido tachar de nuestra lista.

TOMATE FRITO FRESHONA

Los bricks de tomate frito no pueden faltar en la despensa de cualquier hogar, ya que se trata del típico producto salvavidas que te puede sacar de un apuro cuando no tenemos tiempo para cocina o no hemos podido hacer la compra. El problema con el tomate frito de la marca Freshona de Lidl, es su calidad, que se queda por debajo que lo mínimo aceptable. Tiene muy poco sabor en comparación con otras marcas y al final tienes que cocinarlo como si fuese tomate natural, para que adquiera algo de sustancia. 


- Publicidad -