contabilidad negocio

En un momento como el actual en el que muchos autónomos y emprendedores buscan nuevas vías de rentabilidad, puede ser buena idea animarse con las operaciones intracomunitarias y buscar clientes fuera de las fronteras nacionales pero dentro del ámbito de la Unión Europea.

Gracias a la existencia de un marco legislativo común, vender bienes o servicios en el seno de la Unión Europea es bastante fácil, pero para poder hacerlo bien hay que tener claros algunos conceptos y además contar, preferiblemente, con un NIF intracomunitario. Vamos a ver qué pasos hay que dar para operar comercialmente fuera de España.

¿Qué son las operaciones intracomunitarias?

como hacer operaciones intracomunitarias

Son operaciones comerciales en las que los clientes o proveedores con los que trabajas están fuera de España pero en algún otro país de la Unión Europea. Dado que una de las prerrogativas de pertenecer a esta entidad es la libre circulación de bienes y servicios, vender productos desde nuestro país a alguien que está en Alemania o en Francia resulta mucho más sencillo a nivel administrativo y fiscal que vender algo u ofrecer un servicio a alguien que esté en China o Reino Unido.

Si estás pensando extender tu actividad y buscar clientes más allá de las fronteras nacionales, debes tener en cuenta que uno de los requisitos para poder hacer operaciones intracomunitarias con mayor facilidad y en condiciones más ventajosas es contar con NIF intracomunitario, que habilita para hacer operaciones con personas y empresas de otros países europeos.