domingo, 13 junio 2021 10:42

Risto Mejide no se muerde la lengua: las veces que estalló en directo

Risto Mejide es uno de los personajes televisivos más conocidos de la actualidad. Lo cierto es que el expublicista, desde que se dio a conocer a la opinión pública en el programa musical Operación triunfo hace varios años, no ha parado de tener ese tirón mediático que hace que muchas cadenas quieran contar con él en sus programas. Lo hemos visto aparecer en programas de todo tipo y haciendo diferentes funciones. Desde presentador, moderador, jurado o colaborador. Y a decir verdad, en todas estas facetas siempre ha destacado por emitir opiniones sinceras aunque a veces puedan generar polémica.

Pero también lo hemos visto enfadarse. Todos los que le conocen, saben que es una persona con ideas muy fuertes y que no le gusta morderse la lengua. Por eso, a lo largo de todos estos años de carrera televisiva se han dado situaciones que le han hecho enfadarse de verdad. En este artículo queremos hacer un repaso a todas esas situaciones en las que no pudo morderse la lengua y acabó estallando en directo. Sigue leyendo si quieres enterarte de todas ellas.

Cuando Risto Mejide cargó contra el Gobierno

Risto

Ocurrió hace apenas un año en el programa que dirige y presenta, Todo es mentira. La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 que en la actualidad nos sigue golpeando acababa de estallar. Desde el primer momento Risto Mejide, en sus editoriales se había mostrado comprensivo con todas las decisiones que el Gobierno de España estaba tomando para tratar de atajarla. Pero todo cambió de la noche a la mañana cuando el Gobierno deicidio que desde entonces habría medios oficiales para seguir la actualidad de la pandemia.

Y Risto se lo tomó como un ataque a la libertad de información. De hecho, llegó a decir que desde su programa habían sido hasta el momento del anuncio todo lo leales que se podía ser. Pero que esta normativa suponía un ataque a los derechos fundamentales de los ciudadanos y que desde ese momento, si tenía que meter el dedo en el ojo del capitán, lo haría las veces que hiciese falta.


- Publicidad -