La receta perfecta para hacer un hummus casero

Existen varias recetas de origen árabe que han quedado bastante arraigadas en la gastronomía de España. Una de esas recetas es el famoso hummus, aunque no a todos les gusta. Un alimento que se prepara en forma una forma cremosa y que se realiza a partir de garbanzos. Además es bastante versátil, se puede comer solo o de muchas otras formas, como por ejemplo para «dipear» como hacen muchos consumidores.

Muchos amantes del hummus no consiguen preparar en casa un resultado igual al que prueban en restaurantes o el que compran en el supermercado. Por eso, deberías conocer algunos trucos y consejos para poder preparar un hummus casero con un sabor inigualable, sorprendiendo a tu propio paladar y al de tus seres queridos e invitados…

Secretos para una receta de hummus perfecta

Importancia de la calidad de los ingredientes

garbanzos, legumbres

Ya puedes tener la mejor receta, con las mejores proporciones, que si no cuentas con ingredientes de calidad, de poco te va a servir. El resultado cambiará, ya que obtener un buen producto es clave para el sabor final. Pese a eso, es algo que muchos cocineros pasan por alto, usando un producto cualquiera o el más barato que encuentran en el supermercado.

Los ingredientes del hummus son los siguientes:

  • 250 gramos de garbanzos (pesados en seco). Usa garbanzos comprados a agricultores cercanos de tu zona, o en mercados que sepas que son buenos. Las legumbres embasadasque hay en tiendas y supermercados suelen ser de la cosecha de año anterior, siendo más duros y con menos sabor. Tampoco deberías comprar los que se venden ya cocidos, es mejor que realices tu el proceso para obtener el mejor aroma y sabor.
  • 1.5 cucharada sopera de pasta de sésamo. Compra también un sésamo de calidad. Mejor en establecimientos donde venden especias a granel, ya que las envasadas suelen llevar bastante tiempo embotelladas y pierden aromas y sabor. Prepara tú mismo la tahina en vez de optar por las ya preparadas.
  • El zumo de medio limón. En este sentido, no es tan importante el producto, ya que no variará demasiado. Eso sí, es mejor evitar zumos de limón ya preparados.
  • 2 cucharadas soperas de un buen aceite de oliva virgen extra o AOVE. Elige alguna buena marca de aceite de oliva española como Hojiblanca. Esto sí que es importante para la mejor textura y sabor, no uses refinados ni aceites de mala calidad.
  • Medio diente de ajo (o un diente entero si te gusta). El ajo debería ser también fresco y con un tamaño considerable, no algunos que venden en algunas tiendas de mala calidad y con tamaños muy pequeños.
  • Una pizca comino. En este caso, es mejor comprar cominos molidos en establecimientos que los venden a granel en vez de envasado. Pero si no tienes oportunidad de comprarlo allí, compra cominos en grano y muele en casa para obtener el máximo sabor.
  • Pimentón dulce o picante (a gusto). Nuevamente vale lo dicho para el comino y para el ajonjolí o sésamo.
  • Acompañamiento: puede ser pan de pita, pan tostado, bastones de zanahoria cruda, patatas, nachos, o lo que prefieras…