viernes, 19 julio 2024

Las expresiones de la televisión que todavía recordamos y usamos

Las expresiones de la televisión no caducan por muchos años que pasen. Además, hay veces en las que puedes llegar a saber la edad de la persona que la dice por el tiempo que tenga el anuncio. Sin darte cuenta, después de escuchar muchas veces una misma frase termina formando parte de tu vida y acabas por utilizarla casi sin darte cuenta.

En España somos muy dados a los ejemplos y a las frases hechas antiguas, tales como, por ejemplo, “Cuando seas padre comerás huevo” o “El de la gorra que corra”. Si te paras a pensar, expresiones tienes más de diez que realmente no sabes de dónde las has sacado. En ocasiones, son heredadas de padres a hijos como, “Ni pero, ni pera” o “Como vaya yo y lo encuentre…”.

Somos animales de costumbres y en cierto modo pequeños loros que repiten todo lo que escuchan. La televisión no es una excepción a la hora de contagiarnos expresiones y menos cuando son muy repetidas. Te diré una pequeña lista que seguramente forman parte de tu vocabulario y no te habías dado cuenta del tiempo que hace que se le ocurrieron a alguien.

1
Expresiones navideñas: Hola soy Edu, Feliz Navidad

Los pobres que han tenido la mala suerte de llamarse Eduardo y tener alrededor de los cuarenta han sufrido en sus carnes la repercusión de este anuncio de la antigua telefonía móvil, Airtel.

En 1999 salió un anunció con un pequeño niño con gafas, de pelo negro y tez blanquita que aprovechaba las ofertas del nuevo Vodafone para llamar a medio mundo y felicitarle las Navidades. La promoción decía tres meses de llamadas gratis.

Sin embargo, los anuncios de antes no eran totalmente ciertos y este en particular fue denunciado porque la promoción decía que Edu tan solo podía hablar media hora al mes y no tres meses.

Atrás

- Publicidad -