previsiones 2020

Todos tenemos marcados en nuestra memoria años que por un motivo u otro han sido especiales. Tanto, que cuando ha llegado el momento de decirles adiós hemos sentido pena. Sin embargo, ya sabemos seguro que 2020 no será una de esas etapas que recordaremos con cariño, y mucho menos los autónomos.

Hace solo unos meses todos estábamos haciendo planes para la nueva década. Los profesionales tenían la cabeza llena de nuevas estrategias para que su negocio fuera un éxito. Temas como la transformación digital, la ciberseguridad o la sostenibilidad parecía que iban a convertirse en la tendencia de este año, pero no ha sido así.

Un año con un comienzo difícil para los autónomos

2020 malo para autonomos

Podríamos decir que 2020 ya comenzó mal para los autónomos antes de que llegara la crisis del coronavirus. Con el nuevo Gobierno casi recién formado y sin presupuestos para este año llegaba de nuevo la incógnita sobre si iba a subir o no la cuota de cotización.

Por otro lado, las negociaciones sobre la viabilidad de establecer un sistema de cotización basado en ingresos reales parece que quedaban de nuevo relegadas a un segundo plano. Así que ya en enero los autónomos tenían claro que una vez más les iba a tocar afrontar una subida en su cuota (aunque no sabían cuánto de más iban a tener que pagar) y que los cambios demandados en el sistema de cotizaciones iban a seguir sin llegar.

Comentarios de Facebook