miércoles, 19 enero 2022 8:42

El residencial de lujo reparte millones entre los accionistas de Lar

No es su negocio, tampoco pretende que lo sea, pero la realidad es que el residencial -de lujo- ha esbozado una sonrisa en el rostro de los accionistas de Lar. La socimi ha anunciado un dividendo extraordinario de 25 millones de euros gracias a la promoción de viviendas de Lagasca 99. O lo que es lo mismo, 0,8 euros por acción. José Luis del Valle, presidente del de Lar, ha cumplido con sus promesa.

Un espectacular solar de 26.203 metros cuadrados construidos, en pleno corazón del barrio Salamanca, ubicado en la esquina entre las calles de Lagasca y Juan Bravo y enfrente de la embajada italiana. Un diamante en bruto, sí, pero envenenado. «Todo el mundo lo veía, aunque nadie se atrevía con él», afirma Del Valle. ¿Por qué? 40 millones de euros de deudas asociadas a la compra del solar.

En este escenario hostil apareció el atrevimiento de Lar -junto a Pimco, su socio de confianza- para acometer la operación. La socimi y el fondo de inversión -duelos cada uno de un 50%- se embarcaron en esta aventura gracias entre otros a un préstamo del Banco Santander de 78 millones de euros. La arriesgada apuesta acometida en el primer trimestre de 2017 ya ha dado sus frutos.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»110110″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid!important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Lar es un ‘player’ del mercado asociado al ‘retail’ y más enfocado a la compra de activos que a su promoción. Es decir, el proyecto no entraba en su ‘core’ -negocio principal de la compañía- ni tampoco en el tipo de gestión del activo. A pesar de estar fuera de su zona de confort, Lagasca 99 triunfó desde su anuncio. Inversores extranjeros -sobre todo venezolanos- fueron los primeros en interesarse por estos pisos de lujo.

Ni siquiera la desconfianza generada en el sector residencial ha afectado al ritmo de venta. De hecho, ahora mismo sólo quedan dos pisos en venta y se espera cerrar su transacción antes de que acabe este primer semestre de 2019. «Es un producto muy especial en que se han producido ventas de larga maduración», afirma Miguel Pereda, CEO del grupo Lar.

Cuando se adquirió el suelo y la promoción de Lagasca 99, Del Valle prometió a los accionistas reportar un dividendo extraordinario derivado de la desinversión -venta de los pisos- del proyecto. Este jueves, el presidente de la socimi ha dado una alegría a sus propietarios al confirmar una partida económica de 25 millones de euros a repartir entre los accionistas. Una cantidad que deriva de la plusvalía que ha la desinversión en esta operación cuantificada en 115 millones de euros, según datos de la propia socimi.

Se trata del mayor dividendo de toda la historia de la Socimi y un 67% superior al del ejercicio precedente, que se había situado en los 0,49 euros por acción. El dividendo correspondiente a 2018 se repartirá el próximo 24 de mayo.

PREOCUPA LA CAÍDA DE LA ACCIÓN DE LAR

Además, los accionistas han aprobado las cuentas de la Socimi correspondientes al pasado ejercicio, que arrojaron un beneficio de 129,3 millones de euros. Un periodo en el que las actuaciones más importantes fueron las compras de la Galería comercial Abadía en Toledo y el Parque Comercial Rivas Futura en Madrid, la puesta en operación de Vidanova Parc en Valencia y el fuerte avance en las obras de Lagoh en Sevilla, que se inaugurará el próximo mes de septiembre.

Lar
Cotización de Lar (en el último año). Fuente: Bloomberg.

La gestión de Lar España durante el pasado año ha permitido a la sociedad lograr un retorno al accionista del 13,24%. En septiembre del año pasado, la sociedad lanzó un programa de recompra de acciones por el 3,31% del capital social y recientemente ha puesto en marcha un segundo programa de hasta un 5% adicional. Con esta acción pretenden revalorizar el título, algo que preocupa a los consejeros a los accionistas. De hecho, la única pregunta realizada en la Junta Ordinaria guardaba relación con la caída de la acción. Un desplome que Del Valle y Pereda asocian al estado de incertidumbre del ‘retail’ en Estados Unidos y la sobrepoblación de centros comerciales en el Reino Unido. «Los expertos bursátiles ya han comenzado a recomendar nuestra acción porque son factores exteriores que no deben de influir en un contexto -el nuestro- totalmente diferente. De hecho acumulamos 12 trimestres batiendo récords en visitas y ventas», explica Del Valle.

LAR SE CENTRA EN EL ‘RETAIL’

La venta de Lagasca 99 no sólo ha significado una alegría para los accionistas, también ha supuesto el punto y -de momento- final a la aventura de la socimi en el mercado residencial. Pero no sólo a este negocio, Lar también ha desinvertido el poco portfolio que le quedaba de logística y los dos edificios de oficinas que les quedaban. Operaciones que han supuesto un valor de 310 millones de euros en total. En estos momentos, la compañía está cien por cien centrada en el ‘retail’ y sus activos se corresponden sólo a este segmento. «Nuestros accionistas nos exigen especialización», sentencia Pereda.

Tanto Del Valle como Pereda creen que ahora lo importante es añadir valor a sus activos sin dejar de mirar el mercado por si se presenta alguna oportunidad de invertir. En este sentido, las dos cabezas visibles de Lar confían más en la compra del activo para después gestionarlo, antes que en la promoción del mismo, aunque no descartan esta opción si la oportunidad es buena «porque obtienes mayores rentabilidades».


- Publicidad -