sábado, 4 febrero 2023 0:58

Correos antepone los pedidos de Amazon a sus obligaciones públicas

Correos, empresa pública con obligación de prestar un servicio postal universal, «prioriza los pedidos de Amazon a los ordinarios provocando que los trabajadores afronten jornadas laborales exhaustivas”. Así lo confirma a MERCA2 un portavoz del Sindicato Independiente Profesional de Correos y Telégrafos (SIPcte), que ya ha denunciado en dos ocasiones esta práctica ante la Fiscalía, que ve “indicios de delito”.

Las denuncias fueron interpuestas el pasado septiembre por el sindicato independiente catalán en las unidades de Correos de Piera y Manresa (Barcelona), donde trabajaban entre 10 y 45 carteros respectivamente. “Aunque después de las denuncias hayan aumentado el número de trabajadores, la problemática continúa y no lo podemos seguir tolerando”, denuncia SIPcte.

“El problema es que hay muchísimos más envíos que antes y no los suficientes trabajadores”, explica el sindicato. Y así lo constatan en las denuncias: «Los responsables de la empresa retienen la correspondencia postal de manera ilegal de los destinatarios pese al “caos” organizativo que supone. Además no se sustituyen las ausencias de trabajadores de este centro de trabajo ni tampoco las ausencias justificadas por motivos diversos”.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»93378″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Correos cumple con una Obligación de Servicio Público (OSP), que responden a la necesidad económica y social de facilitar determinados servicios públicos a los ciudadanos. De ahí las denuncias de este colectivo sindical.

El correo ordinario se acumula en alguna parte de estas oficinas mientras los pedidos de Amazon salen con mayor puntualidad, lo que provoca una desorganización total en las unidades que se intenta paliar aumentando el número de envíos de cada trabajador y falseando los registros para cumplir las estadísticas.

“Hay muchísimos envíos pendientes de entrega que son notificaciones administrativas, además de paquetería y otro tipo de envíos. Por ejemplo, cuando pusimos la denuncia en la Fiscalía se encontraron cartas del Departamento de Salud Banc de Sang i Teixists convocando a los ciudadanos de la localidad para donaciones de sangre”, indica el portavoz sindical.

CAOS ORGANIZATIVO TOTAL

Obviando la peligrosidad que supone que no lleguen las notificaciones médicas o administrativas a los ciudadanos y que cojan polvo en un cajón, “los responsables del Sector de Correos en la provincia de Barcelona dan instrucciones a los jefes de Unidad para que no se den de alta el mismo día en el sistema informático, con el único objetivo de que no se pueda comprobar por parte de los remitentes el estado de la notificación”, denuncia el sindicato.

Al parecer, la mayoría de los jefes de oficina se niegan a esta práctica, pero son manipulados para que la lleven a cabo. Los trabajadores del turno de mañana tampoco están por la laboral, así que al final les toca a los repartidores del turno de tarde (jóvenes y de nuevo ingreso), que se ven obligados a realizar un número de entregas imposibles de asumir. “Se supone que son 10 entregas a la hora y se les presiona para que entreguen 60 u 80 notificaciones en cuatro horas, además del resto de la correspondencia”, comenta el portavoz.

En mitad de una «situación imposible de tolerar más tiempo», el sindicato puso en conocimiento de la Fiscalía a finales del año pasado esta “práctica generalizada” que tachan de “intolerable” para que “adopte las medidas necesarias para que cesen las actuaciones ilícitas y punibles”.

Por todos estos motivos, y «por las continuas agresiones y falta de plantilla», SIPcte ha convocado huelgas indefinidas y de tres horas en diferentes puntos de España. Destaca particularmente en esta línea Almería, donde los trabajadores -según fuentes sindicales- no han podido ejercer su derecho a huelga. Hecho que ya ha sido denunciado y está siendo investigado.

«La lucha para hacer frente a esta insostenible situación«, según reza su página web, se dará cita el próximo 4 de abril en La Comunidad de Madrid, donde alrededor de 100 trabajadores pertenecientes a las 21 USEs realizarán un paro de 3 horas en los turnos de mañana (de 12 a 15 horas) y tarde (de 15 a 16 horas) además de una concentración en la sede de la CGT que se encuentra en la calle Conde de Peñalver 19 (Madrid).

 

 


- Publicidad -