lunes, 4 julio 2022 14:07

Alicia Koplowitz: así invierte la octava fortuna de España

Si escuchas o lees el apellido Koplowitz rápido lo asocias con una de las familias más ricas de España y no es para menos. Alicia Koplowitz es la octava mayor fortuna de nuestro país y la 814 del mundo según el ranking de billonarios que elabora la revista Forbes. Una muestra del poderío económico de una de las hermanas Koplowitz que cuenta con un patrimonio de 2.600 millones de dólares (hace un año eran 2.200 millones). Una cifra bastante superior a la de su hermana, Esther, que se cayó de la lista Forbes en 2013.

Una empresa que ha ido forjando un imperio junto a su hermana tras el fallecimiento de sus padres y que les permitió heredar parte de Construcciones y Contratas (Cycsa). Una empresa que en el año 1992 se fusiona con Focsa y da lugar al nacimiento de FCC. Constructora presidida por Esther Alcocer Koplowitz, hija de Esther y sobrina de Alicia Koplowitz. Recordemos que en el año 1998 Alicia decidía vender su participación del 28,2% del capital de FCC por un importe de 136.624 millones de pesetas (todavía no había llegado el euro).

En 1998 Alicia vendía su 28,2% de FCC a su hermana por 136.624 millones de pesetas

Una vocación empresarial que a Alicia Koplowitz le vino de su padre y que ella ha sabido ir cultivando con el paso de los años. En 1998, con el dinero obtenido por la venta de su paquete de acciones de FCC, crea Omega Capital que es un family office encargado de las siguientes áreas de inversión: Gestión de activos con un mandato de retorno absoluto, inversiones en Real Estate, Private Equity a través de la inversión en fondos y toma de participaciones estratégicas en empresas tanto cotizadas como no cotizadas. Por ejemplo, cuentan con la sicav Fermat 2006 que se incorporó al paraguas de Omega en 2013 tras romper con Santander e incorporarse a la gestora de Alicia teniendo como presidente de la sociedad a Alberto Cortina Koplowitz, su hijo.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”24314″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Una de las inversiones más conocidas de Omega Capital era el hotel Ritz de Madrid. Un hotel que fue vendido a mediados de 2015 por el vehículo inversor de Alicia y Belmond (antigua Orient-Express) al grupo saudí Olayan por 130 millones de euros gracias a la alianza con la cadena hotelera Mandarin. Un precio ligeramente superior al que lo habían adquirido en abril de 2003 y que era de 125 millones.

Aun así, uno de los grandes éxitos a nivel personal de Alicia Koplowitz es su sicav, Morinvest. Un vehículo de inversión que cuenta con un patrimonio de casi 565 millones de euros, a cierre del primer trimestre del año, lo que le sitúa como la segunda mayor sicav de España tras Torrenova, sicav de los March, con un patrimonio de 1.475 millones. El vehículo de la más pequeña de las Koplowitz encadena los últimos cuatro trimestres con rentabilidades positivas y se encuentra con un valor liquidativo en máximos tal y como puedes apreciar en el gráfico inferior, beneficiándose del buen momento que viven los mercados. Además de presidenta, ella es también consejera junto a su hijo.

Una sicav que invierte la mayor parte de su patrimonio (casi un 80%) en activos extranjeros y, sobre todo, en renta fija ya que en renta variable únicamente ha invertido el 19,36% del patrimonio. En nuestro país únicamente tiene acciones de Telefónica y en un porcentaje muy reducido (0,53%) pero cuenta con Bonos del Estado, de distintas Comunidades Autónomas, depósitos y también pagarés de distintas empresas. Por su parte, se beneficia del buen momento que vive Estados Unidos con sus índices en zona de máximos históricos y que aprovecha gracias a sus participaciones en Boeing, Teva Pharmaceutical, Coca Cola, Monsanto, Procter & Gamble, Walt Disney, Dow Chemical, Exxon y Wells Fargo, entre otras.

Por su parte, la sicav Fermat 2006 que pertenece al grupo Omega Capital y de la que es consejero y presidente su hijo Alberto, no marcha todo lo bien que les gustaría. En términos de patrimonio se encuentra ligeramente por encima de los 32 millones de euros cuando a cierre de 2014 la cifra era diez millones más alta. Aun así, la evolución del valor liquidativo es satisfactoria puesto que este año se comporta en positivo, al igual que los anteriores y en zona de máximos.

Pero no sólo le gusta canalizar sus inversiones a través de la bolsa sino que también ha mostrado un gran interés en el sector hotelero de nuestro país. Anteriormente hemos señalado como era dueña del 50% del Hotel Ritz que vendió hace un par de años pero es que en la actualidad, gracias a la empresa Fonsagrada, posee un tercio del capital social de la cadena de hoteles de lujo Hospes.

Una cadena de hoteles que parece darle más penas que alegrías puesto que los números rojos casi siempre están presentes en los resultados, a excepción de 2015 cuando ganó dos millones de euros y 2012 cuando obtuvo 4,8 millones. Obviando estos dos casos, que parecen excepciones vista la poca frecuencia de números verdes, las pérdidas rondarían los 25 millones de euros desde el año 2010. Y la cifra positiva de 2015 requiere matizaciones puesto que han tenido que ampliar capital para ganar viabilidad e impulso puesto que en junio de dicho año llevó a cabo una ampliación de 300.000 euros. Migajas comparadas con la de enero en la que la propia Alicia Koplowitz aportó más de 30 millones de euros.


- Publicidad -