Hoy en día nos comunicamos de forma diferente. Y de todas las posibilidades que nos ofrece la tecnología para ello, elegimos muchas veces las redes sociales, como Facebook. Son una buena forma de expandir nuestras amistades y conocer gente que de otra forma nunca hubiéramos conocido. Las ventajas son muy positivas pero también las desventajas.

Si estás en una de las redes sociales líderes como Facebook, tienes que tener ciertas reglas de seguridad. Tenemos que tener precauciones con las cosas que publicamos en Facebook. Si no prestamos atención a nuestro contenido podemos llevarnos más de un disgusto. Que por otro lado hubiera sido fácil de evitar. Adelante 10 cosas que jamás deberías compartir en Facebook.

Enseñar fotos íntimas

Está muy bien si te has comprado un nuevo bikini o un conjunto de lencería provocativa para tu novio. Pero, si publicas fotos luciendo esos atuendos tu imagen se puede ver dañada. Imagínate que tu jefe, el del trabajo que tanto aprecias, ve esas fotos. ¿Qué puede pensar de ti o de tu trabajo en la oficina?

Seguramente no pase nada, pero tu Facebook es una prolongación de tu imagen. O como tal debes seguir cuidándola fuera del trabajo. Si no lo que puedes conseguir es dar una falsa imagen o que tu credibilidad y seriedad se diluyan por una tontería así. Vale, es algo que no debería ser, pero las apariencias pueden hacer que nos juzguen aun sin motivo.