Alimentos

El desayuno es una de las comidas que, o bien infravaloras o exageras sin tener en cuenta que debe ser igual de equilibrado en alimentos que el resto de las comidas. Nuestros abuelos nos dejaron costumbres muy buenas, pero otras que no lo son tanto.

En el desayuno se mete la pata con muchos de los alimentos que escogemos y que, además, puede ser que pienses que lo estás haciendo bien porque son los de “toda la vida”. Aunque no tengas restricciones alimenticias por enfermedades como la diabetes, el colesterol o la tensión alta no debes olvidar que tienes que cuidar lo que comes.

La obesidad comienza llevando una mala dieta y si te excedes en el desayuno, a no ser que vayas a hacer una maratón, no lo vas a gastar durante el día. La idea es que los alimentos que tomas sean proporcionales al ejercicio físico que vayas a realizar, pero que eso sea durante todo el día.

La idea es que no ingieras alimentos que tengan muchas grasas malas o azúcares para que ni tu páncreas ni el resto de tu cuerpo sufra las consecuencias. Aparte, si aprendes lo que NO debes desayunar será una buena forma de perder centímetros de más y ganarlos en salud. Intenta que tu desayuno y tu cena no sean demasiado fuertes para que tu organismo no se resienta. Lo ideal es comer fruta, lácteos desnatados o el pan con aceite de oliva de toda la vida.

Te diré las cosas que debes evitar desayunar a toda costa y el porqué.

Dulces

alimentos

Los dulces están muy buenos y se puede pensar que por la mañana te van a aportar energía para el resto del día, pero nada más lejos de la realidad. Los donuts, por ejemplo, están llenos de calorías que no te aportan ningún nutriente y que, además, puede hacer que te sientas con pesadez de estómago toda la jornada.

Los dulces procesados son alimentos que tienen mucha cantidad de azúcar refinada. Ésta incluso supera lo que es recomendable para la salud. Con las magdalenas sucede algo parecido. Están hechas de aceite vegetal, azúcar procesado, harina refinada y huevos y eso por la mañana para tu estómago es una bomba de calorías y de elementos que sobran en tu dieta.

Con los bizcochos tenemos el mismo problema que con los anteriores, EL AZÚCAR PROCESADO. Hasta los que haces en casa tienen una cantidad exagerada de azúcar, se lo echas tú, así que imagina la de sustancias dañinas que tienen los que están procesados.

Comentarios de Facebook