Las pérdidas de datos es algo bastante común cuando se usan sistemas informáticos. En Windows, una de las causas más comunes es tirar archivos por error a la papelera y luego vaciarla por algún descuido. Otros motivos por los que se pierden datos es a causa de formateos de medios extraíbles.

También ocurren cuando Windows deja de funcionar y se recurre a un formateo y reinstalación del sistema operativo porque otras soluciones de recuperación no funcionan. También suele haber archivos corruptos que no se pueden abrir, debido a algún error del sistema de Microsoft o por haber retirado alguna unidad sin hacer uso de la forma segura. Pero todo eso tiene solución en la mayoría de los casos.

Existen multitud de herramientas forenses que son buenas recuperando datos borrados. Los forenses de datos suelen usar estas herramientas para conseguir pruebas de casos que han sido borradas por los delincuentes. Algunas de ellas se han hecho bastante populares en Windows para uso cotidiano para recuperar datos eliminados por error.

Entre los archivos eliminados en Windows, a veces tienes datos de facturación, trabajos que te ha costado mucho esfuerzo conseguir, o cualquier otro archivo de gran valor personal o profesional que no quieres perder. Para prevenir esto, lo mejor es hacer copias de seguridad o backups frecuentes y de forma periódica.

De esa forma, si eliminas algo por error, lo pierdes, o eres infectado por un ransomware, podrás acudir a la copia almacenada para recuperarlo sin ningún drama. Pero si no haces copias de seguridad o ha ocurrido el problema antes de que la hagas, aquí tienes algunas soluciones para recuperar tus datos.

Iniciar Recuva

Instalación de Reuva en Windows

Una vez has descargado el ZIP, debes descomprimirlo para tener acceso al ejecutable que guarda en su interior. Para ello puedes usar el software de compresión/descompresión que uses normalmente.

Una vez se han extraído los datos, puedes ejecutar el .exe. Para que se inicie el programa sin necesidad de instalarlo, ya que es portable. Existen dos ejecutables, Recuva.exe y Recuva64.exe, en función de si tu Windows es de 32 o 64-bit.

Una vez haz hecho doble clic en el ejecutable, lo que te vas a encontrar es un menú de configuración donde podrás ajustar las búsquedas de datos perdidos.