Losantos
Jiménez Losantos en una entrevista al líder de Vox. Foto: Libertad Digital.

Vox ha sufrido un paseo por el desierto extraparlamentario de cuatro años. Entre su patinazo en las europeas de 2014 y su éxito en las andaluzas de 2018 escasos medios han tomado en cuenta sus posicionamientos.

El programa matinal que dirige Federico Jiménez Losantos en Es Radio fue uno de los escasos altavoces que dio cierto eco a Santi Abascal y ahora el locutor parece marcar su agenda mediática.

Federico Jiménez Losantos regresaba de las vacaciones navideñas y afirmaba que el “primer reto de Abascal como líder nacional” era rebajar sus exigencias para formalizar un pacto que conllevará el desalojo de los socialistas tras 36 años en el poder.

Aunque el locutor se centraba en el artículo en recordar la falta de postes de la cadena que fundó junto a César Vidal en 2009, Es Radio. Señalaba Losantos que su emisora solo ha ganado señales “una vez, en Galicia, y media, en Madrid. Autonomías clásicas del PP como Castilla-León y Murcia (antes, Valencia) llevan doce años prevaricando, sin convocar los preceptivos concursos”.

LOSANTOS RECORDÓ LA FALTA DE CONCURSOS

La estrella de Es Radio escribía que esta política de los partidos clásicos “es la zanahoria para que no les den palos; y les dan igual, pero se la guardan. ¡Y algunos aún se asombran de que Roures y Godó se forren con el Golpe!”.

Vox
Jiménez Losantos parece marcar la política mediática de Vox.

Jiménez Losantos afirmaba que “en Andalucía, por ejemplo, la SER tiene más de cien frecuencias y Es Radio, ninguna. Se nos oye gracias a diversos acuerdos con medios locales, pero legalmente no podemos abrir ni una sola”.

¿La razón? Según Federico “haber respaldado las denuncias sobre su corrupción, el PSOE-A de Susana y Don Angelo cerró violentísimamente varias emisora alegales, pero en trámite ante los tribunales, que daban nuestros programas, algo que nunca hizo con ninguna del triopolio radiofónico SER-COPE-Onda Cero“.

Por último, mandaba un recado a los partidos del cambio en el sur: “No pedimos nada. Tan sólo ejercer un derecho secuestrado por la partitocracia, vulnerando la libertad civil de andaluces y españoles. Pues ni una sola palabra, ni una, ha dicho sobre este asunto ninguno de los partidos”. Al menos hasta que Vox ha roto el silencio.

VOX ESCUCHA LAS QUEJAS DE FEDERICO

Dos días después de publicarse el artículo Vox propuso un documento de acuerdo al PP que incluía una liberalización del espacio radioeléctrico que casualmente había obviado en su programa electoral para Andalucía.

El partido de Abascal exige que “la regla general debe ser la libertad de frecuencias para quienes cumplan los requisitos técnicos mínimos necesarios”. La formación ultraconservadora también exigía reducir en un 50% los costes de la radiotelevisión andaluza y eliminar tres de sus cuatro señales.

LIBERTAD DIGITAL APLAUDE LA MEDIDA

El director de Es Radio, Javier Somalo, aplaudió el paso “hacia el desantenidio”, con el que se hace eco de una añeja y consistente teoría de su jefe que dice que los gobiernos de Felipe y Aznar beneficiaron a Prisa en su toma de Antena 3 de Radio.

Somalo explica que los concursos para repartir licencias son “una estafa”y se deshace en elogios con Abascal porque “hasta esta primera semana de enero del año 2019, ningún partido político se había atrevido a formular una propuesta de libertad de prensa referida a las radios y televisiones como la que ha hecho Vox”.

Dice el directivo que la propuesta es “la más sencilla, la única posible. Cumpliendo ciertos requisitos de solvencia, servicio y calidad, caben más radios en España aunque tengan la manía, que es obligación, de controlar al poder”.

ES RADIO SOLO CUENTA CON TRES POSTES EN ANDALUCÍA

Este posible cambio que arranca en Andalucía, dice Somalo, supondría el “fin de las concesiones administrativas, que no son sino seguros de vida política regados con dinero público. Nadie, insisto, por mucho que se quejara, se había atrevido”.

Somalo explica que si se atiende a la pluralidad “en los concursos para optar a licencias de radio y televisión no podrían conceder ni una sola antena al grupo PRISA, presente hasta en las profundidades de los mares que bañan las costas españolas y en las cimas escondidas por las nubes”.

“Hasta esta primera semana de enero del año 2019, ningún partido político se había atrevido a formular una propuesta de libertad de prensa referida a las radios y televisiones como la que ha hecho Vox”.

Recuerden que Es Radio tras diez años de vida tan solo cuenta con tres postes en las ocho capitales de provincia andaluzas: Sevilla, gracias a un acuerdo con la Fundación Fernando Lara, Granada y Málaga.

Esta anomalía quizás se compensará ahora, pero la acción-reacción que se ha visto en los últimos días ayuda a que se mantenga la percepción de la endogamia entre medios de comunicación y la clase política pese a la irrupción de partidos que afirman que quieren el cambio.