vitamina

La vitamina B es muy importante para tu organismo. No se trata de una vitamina única, es toda una familia de nutrientes con distintas funciones para tu salud. En total son 8:

  • B1 (tiamina).
  • B2 (riboflavina).
  • B3 (niacina).
  • B5 (ácido pantoténico).
  • B6.
  • B7 (biotina).
  • B12.
  • Ácido fólico.

Aunque de estas, las más habituales son la B1, que encontramos en los cereales, legumbres y levaduras entre otros; B2, en el hígado, huevos y lácteos; la vitamina B12, en los alimentos de origen animal; y, por último, pero no menos importante, el ácido fólico que reside en los vegetales de hoja verde como acelgas o espinacas.

Las vitaminas de la familia B ayudan a tu cuerpo a obtener la energía de los alimentos que comes. Además, también colaboran a “formar los glóbulos rojos”.

Hoy en día es difícil encontrar personas con falta de vitamina B, aunque el consumo de alcohol, sufrir la enfermedad de Crohn, la celiaquía y otros problemas que dificultan la digestión de alimentos pueden producir esta carencia.

Los bajos niveles de vitamina B12 producen anemia perniciosa, una clase de anemia que destruye las células que producen el factor intrínseco.

Si tienes falta de vitamina B puedes tener los siguientes síntomas:

Comisuras de la boca con grietas

Cuando te salen unas grietas sensibles y rojas en la comisura de la boca, tanto en uno como en los dos lados, vulgarmente llamadas “boqueras”, quiere decir que te ha atacado un hongo llamado queilitis angular. Esto se debe a que tienes falta de vitaminas B, en particular de B2, B3 y B12, junto con falta de hierro y zinc.

Lo puede provocar el sol, el estrés y el trabajo excesivo, ya que en estas circunstancias tu cuerpo consume energía extra para hacer frente a esas necesidades y tira de reserva de vitamina B.

Los labios agrietados también son un signo de que esta vitamina está en niveles bajos en tu organismo.

vitamina