Virgin Telco

Esta semana, con la pompa y el bombo que permite la pandemia provocada por el covid-19, Virgin Telco ha presentado su oferta comercial para el territorio español. De esta forma, la marca del Grupo Euskaltel irrumpe en un panorama donde ya existen cinco operadores con una importante penetración en un mercado muy saturado. Pero no están preocupados. 

El CEO de la compañía, José Miguel García, es muy claro al respecto: “Nosotros llevamos años compitiendo ya contra esos operadores en las zonas donde tenemos nuestro negocio. De hecho, en los últimos meses, hemos crecido con esa competencia”. Rotundo.

Con esta declaración de intenciones, el que fuera “hombre milagro” de Jazztel quiere volver a hacerse un hueco importante en el panorama nacional. Aunque en esta ocasión no será tan sencillo. Se trata de un sector maduro, con bajos márgenes, en una guerra de tarifas low cost, con el fútbol de fondo y unos clientes que tienen una sobreoferta de servicios. Aunque en este último punto, Virgin Telco estima que todavía hay hueco para su “propuesta de valor”, que destaca según explicaron en la presentación oficial, en la agilidad para agregar o restar servicios dentro de la famosa modalidad paquetizada.

Ahora serán los usuarios los que determinen si, de verdad, hay hueco para otro operador más. El agregado es el siguiente: tres operadores tradicionales que escalan a nivel nacional como Telefónica, Vodafone y Orange; uno emergente (también a nivel nacional), caso de MásMóvil; un operador virtual que ha conseguido una rápida captación, Digi; y decenas de operadores regionales que en muchos casos tienen interesantes cuotas de mercado en sus zonas. Pero en Virgin Telco insisten: todo está bajo control.

Sobre el entorno poblado de rivales, José Miguel García insiste: “Lo que demuestra es que Euskaltel ha aprendido a moverse muy bien en entornos competitivos, y que además crece de forma rentable. Consideramos que lo que presentamos son necesidades únicas que no había hasta ahora”.

VIRGIN SE REAFIRMA: SIN MIEDO A LA COMPETENCIA

Bajo estas premisas, no sería justo tildar de “aventura” lo que hace Virgin Telco, por mucho que haya salido de su zona natural de negocio: el norte. Y es que cabe recordar que esta marca pertenece a Euskaltel, que ya compró hace unos años Telecable (Asturias) y R (Galicia), y ahora mismo era un operador con gran dominio en dichas regiones.

La cuestión es si su “propuesta de valor” se ajustará a las necesidades del mercado. Si es que quedaba alguna. “Hasta ahora no había nada así. Damos al clientes la capacidad de ahorrarse lo que no utiliza. Ese es un posicionamiento único”. “Pensamos que sí se pueden hacer negocios rentables y que permiten remunerar bien a los accionistas”. De esas líneas, planteadas en su Plan de Negocio, José Miguel García no se mueve.

Se trata de una compañía atractiva para los accionistas; y, además de eso, tiene pensado hacer un roto a los grandes operadores. Y esto incluye a MásMóvil. Y es que el operador dirigido por Meinrad Spenger será el que más sufra la irrupción de Virgin Telco. De repente se encuentra con otra compañía que tiene unos precios muy asequibles, es una nueva marca y promete flexibilidad. Si no fuera por el estado de debilidad de algunos grandes, como sucede con Orange y Vodafone, se diría que entre vascos y amarillos solo puede quedar uno, pero en esta guerra van a participar todos.

¿HORA DE LAS FUSIONES?

Lo que sí evitó contestar por completo José Miguel García fue el asunto de la consolidación del mercado. Ningún directivo ve viable la coexistencia de cinco grandes operadores a nivel nacional. La cuestión ahora es ver quién da el paso.

Los márgenes cada vez son más estrechos. El crecimiento es casi nulo. Salvo MásMóvil, y algún día dejará de “robar” usuarios y tendrá que empezar su pelea por retenerlos. Por ello, todo saben que más allá de 2021 no pueden vivir cinco grandes operadores en España con cuotas de mercado que apenas lleguen al 20%. Ni la diversificación del negocio les puede salvar. Pero el covid-19 ha parado en seco cualquier proceso abierto que pudiera existir. Tienen que volver a la casilla de salida.

¿QUÉ PROPONE VIRGIN TELCO?

Por lo que respecta a la propuesta presentada esta semana, Virgin Telco puede contratarse en menos de tres minutos a través de la web en un proceso intuitivo, tal y como asegura la compañía. También se podrán contratar a través del teléfono 1511.

Con independencia de la combinación de productos que contrate el cliente, Virgin Telco presume de mantener precios muy competitivos para cada línea de negocio. Así, para los clientes que contraten fibra en su casa, destacan: móvil con llamadas ilimitadas y 20GB por 6€/mes o llamadas y GB ilimitados por 29€/mes; fijo con llamadas ilimitadas a fijos y 100 minutos a móviles por 6€/mes; televisión premium con decodificador 4K por 8€/mes; internet 300Mb por 33€/mes; y si se agrupan todos los productos, resulta un paquete de 53 €/mes.

Además, Virgin Telco asegura no se ha olvidado de las personas senior de la sociedad. Un gran colectivo que vive sin internet en casa y que pagan un alto precio por la línea de teléfono o el móvil, limitando sus llamadas puesto que en la mayoría de los casos se les cobra al menos por el establecimiento de cada llamada.

Para este colectivo, Virgin ofrece una línea de teléfono por 12€/mes, que además incluye todas las llamadas a fijos y móviles. Igualmente, ofrece una línea móvil también con llamadas ilimitadas y 2GB para whatsappear por 7€/mes. Esta solución conjunta de 19€/mes aporta tranquilidad y despreocupación a estas personas senior.

Finalmente, para las personas que por cualquier razón personal han decidido vivir conectadas únicamente a través del teléfono móvil, Virgin Telco lanza la tarifa más competitiva: llamadas ilimitadas y 10GB por solo 9€/mes, sin necesidad de contratar ningún otro producto.

Comentarios de Facebook