Vía Célere
Juan Antonio Gómez-Pintado expresidente de Vía Célere.

La promotora ha anunciado su primera promoción en Oporto (Portugal) y sigue sin ver claro su salida a bolsa. Este es el segundo proyecto de la compañía de Juan Antonio Gómez-Pintado en el país vecino. El primero está localizada en Lisboa. Por su parte, la promotora no contempla el salto al parqué a corto plazo, a pesar de que sus rivales -Neinor, Aedas y Metrovacesa- ya ‘juegan’ en él.

Vía Célere, promotora especializada en el desarrollo, inversión y gestión de activos inmobiliarios, entra en Oporto con su promoción Célere Portodouro, ubicada en Rua Grijó com Rua Orfeão de Oporto, en Lordelo do Ouro.

Célere Portodouro está compuesta por 60 viviendas de uno, dos y tres dormitorios distribuidos entre planta baja y cinco alturas adicionales. Además, los clientes que decidan adquirir estas viviendas también contarán con garaje y trastero.

Vía Célere.

Vía Célere calienta la burbuja de los pisos turísticos en Málaga

La promotora de Juan Antonio Gómez-Pintado posee un 20% de sus activos en Málaga. En la ciudad existe un problema con el alquiler propiciado...

Esta promoción, que se caracteriza por la calidad y el diseño de vanguardia habitual de Vía Célere, según explica la propia promotora, también dispone de las disruptivas zonas comunes de la compañía, como gimnasio y una sala de juego para niños. Además, en este caso, los habitantes de Célere Portodouro podrán celebrar sus reuniones familiares y con amigos en la Sala Social-Gourmet, una estancia completamente equipada con electrodomésticos de cocina, para disfrutar de momentos especiales sin tener que adaptar la vivienda para ello.

Asimismo, el residencial dispone de calificación energética A, la más alta, lo que supone una disminución de emisiones de CO2 y una reducción significativa de los consumos de energía del edificio que pueden llegar a suponer un gran ahorro económico anual respecto a viviendas similares con una calificación energética F.

En lo referente a su situación, la promoción se encuentra ubicada en una zona residencial consolidada que cuenta con una gran variedad de comercios y servicios. Además, dispone de buenas conexiones con el centro de la ciudad tanto en transporte público como en transporte privado.

Según Francisco Carmona, director territorial de Vía Célere para Portugal, “tras el lanzamiento de nuestra primera promoción en Lisboa, Vía Célere ha querido seguir aumentando su presencia en el mercado portugués debido a la gran oportunidad que representa, dada la evolución positiva que ha vivido en los últimos años. Además, con Célere Portodouro llevamos, por primera vez, a los habitantes de Oporto las características propias de las viviendas de Vía Célere, como nuestras zonas comunes disruptivas, el diseño vanguardista o la alta calificación energética”.

El lanzamiento de esta promoción en Oporto respalda el rumbo que ha adquirido la promotora en los últimos años. Mientras sus competidores se las tienen que ver con sus accionistas para no perder su valor en Bolsa, Vía Célere descarta esta opción y se centra en su negocio principal: “vender viviendas”.

El salto al parqué no es un objetivo de la compañía, aunque no se descarta ninguna opción a largo plazo. El objetivo en estos momentos de Vía Célere es continuar marcando el ritmo promotor. En este sentido, la compañía puede presumir de ser la única que cuenta con viviendas en Portugal, algo que no tienen sus competidores. El país vecino se ha convertido en un gran atractivo para el inversor. Más suelos, más baratos y con mayores márgenes que en España. Los de Gómez- Pintado pierden la batalla en la Bolsa, pero ganan las que ellos creen que son importantes.

INDUSTRIALIZAR SUS PROMOCIONES CON SUELO PARA 25.000 VIVIENDAS

Otra de las batallas que Vía Célere pretende ganar es la de la industrialización. En este sentido, es Aedas la pionera en este tipo de construcciones, porque fue la primera que apostó por la construcción de hogares en fábrica. Pero Gómez-Pintado ha redoblado la apuesta de David Martínez, ceo de Aedas, y ha llevado esa industrialización a las viviendas plurifamiliares en altura.

Värde, el fondo que controla el 75% de Vía Célere no está preocupada porque su promotora no cotice. De hecho, lo que más le preocupaba -no a ellos, sino a todos los ‘player’ del mercado- es la falta de suelo. Pero esta circunstancia tampoco les quita el sueño tras la fusión de los de Gómez-Pintado con Aelca. Tras esta unión producida en octubre de 2018, la promotora tiene suelo para levantar 25.000 viviendas. Es evidente que de momento la Bolsa es la menores de las preocupaciones de Vía Célere.