Vacuna de la gripe 2020

Se aproxima la nueva campaña para la vacuna de la gripe 2020. Este año, por motivos de la actual pandemia de SARS-CoV-2, hay más incertidumbre y dudas que nunca. Pero también, este año más que en otras ocasiones, es realmente importante. Y es que si se unen los estragos causados por la gripe común y por el Covid-19, los sanitarios podrían pasarlo realmente mal y se podría llegar a colapsar nuevamente el sistema sanitario.

Por eso, todo aquel personal de riesgo o que quiera ponerse la vacuna de la gripe, deberá tener claro el cuándo, el cómo y si realmente debería ponérsela este año dadas las circunstancias…

Vacuna de la gripe 2020: todo lo que debes saber

¿Por qué se debe repetir todos los años?

virus coronavirus, vacuna gripe

Cerca de 1 millón de personas suelen ponerse la vacuna de la gripe en España. Un virus no muy agresivo, pero que se convierte en un serio problema por la cantidad de personas a las que afecta y por aquellas personas de riesgo que pueden morir por complicaciones como la neumonía. Complicaciones que generan un problema de salud, social y económico.

Esta enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias está causada por un virus con elevada capacidad de trasmisión, y también elevada capacidad para mutar. Su variación en los antígenos de superficie, y eso lo hace difícil de tratar de forma duradera.

Los antígenos son proteínas superficiales que son los que generan la infección. Ante ellos los seres humanos producen anticuerpos para protegerse o se adquieren de forma artificial mediante una vacuna de la gripe. Pero al cambiar, ni los anticuerpos generados de otros años ni la vacuna sirven de nada.

Por ese motivo es por el que cada año hay que desarrollar una nueva vacuna contra la gripe y todos los años hay que vacunarse con ella si se quiere estar protegido. Desgraciadamente, no es como otros virus, donde te vacunas una sola vez y estás inmunizado de por vida.

Los nuevos virus gripales son un desafío para la ciencia, que cada temporada tiene que actualizar las vacunas antigripales para elevar su efectividad, a la par que deben garantizar su seguridad. No se trata de comenzar desde cero, lo que llevaría años de desarrollo, sino ir actualizando la vacuna con cada temporada.