perder peso correr

No es ningún secreto que perder peso es la pesadilla de muchos. Y es que no es tan fácil consumir calorías como quemarlas después. Si te has planteado perder peso saliendo a correr cada día, será mejor que eches un ojo a los trucos que te ayudarán a cumplir tu objetivo.

Y es que solo salir a correr no te dará los resultados que estás buscando. El cuerpo está preparado para adaptarse a las diferentes situaciones que pueden presentarse en su vida. Si detecta que estás perdiendo peso, será como hacer saltar las alarmas, y se pondrá en modo ahorro, a menos que lo hagas bien. A continuación te dejamos los trucos que necesitas.

Acaba con la rutina para perder peso

perder peso corriendo

Hay algo que debes tener en cuenta, hacer cada día el mismo recorrido, a un mismo ritmo, por una misma ruta y durante el mismo tiempo, no te servirá en absoluto para perder peso. Para lograr tu objetivo, debes hacer sesiones variadas para que así tu cuerpo no se acostumbre a hacer el mismo entrenamiento. Pasados dos meses, en los cuales ha salido a correr un mínimo de dos o tres veces por semana, es el momento de añadir más ejercicios a tus sesiones de running, como podría ser un cambio de ritmo durante las sesiones.

Cuando empieces, lo mejor es combinar largas carreras de unos veinte minutos en los que deberías ir a ritmo lento, con carreras cortas de un máximo de 15 minutos a una velocidad mayor. También puedes alternar estos dos tipos de carrera en intervalos de 10 minutos cada una. Es cierto que una carrera a una velocidad lenta quema más grasas, pero quemarás aún más si haces un entrenamiento corto e intenso. Eso sí, ten cuidado con no pasarte hasta agotarte, la idea es conseguir resultados, no estar al límite en cuestión de unos días. Por esta razón, te aconsejamos salir a correr 3 días a la semana. El resto puedes hacer otros ejercicios como pasear en bici, nadar o ir al gimnasio.