mascarillas, mascarilla

No te puedes separar de las mascarillas, tanto para salir a pasear, practicar alguna actividad en lugares públicos, para acudir al trabajo, ir a la compra, acudir a tareas rutinarias como ir a la peluquería, etc. El uso prolongado de mascarillas está generando algunas molestias a sus usuarios, pero es mejor llevarla que no hacerlo y poder caer en males mayores.

No obstante, existen algunos trucos para que no molesten tanto, para poder respirar mejor, para aumentar su efectividad, etc. Una de las cosas por las que se suelen quejar más es por el daño que generan en las orejas por las gomillas. Para eso también hay soluciones con las que evitar este problema de una forma sencilla y barata…

Cómo evitar que las mascarillas sean incómodas

Usar una gancho u horquilla

Una de las soluciones más baratas y que puede hacer cualquiera (mujeres) es esta que proponen desde Instagram, concretamente desde la cuenta de @omgartistry. Una solución práctica para que las mascarillas dejen de molestarte en tus orejas.

El truco consiste en usar un gancho u horquilla de gran tamaño para poder colocarlo a unos centímetros sobre la oreja, engancharlo sujeto e el pelo para sostener las gomas de la mascarilla.

De esa forma, se evita que las gomillas puedan irritar o incomodar en las orejas, especialmente cuando pasas muchas horas con una mascarilla puesta…