Ikea

Ikea es el rey de los vendedores de muebles, y uno de los lugares más grandes y divertidos de visitar para algunas personas. Desde coger ideas para nuestra nueva decoración, hasta perdernos para encontrar la salida, pasando por su restaurante y sus famosas pilas que por cierto, son el segundo producto más vendido que tienen; son las típicas actividades que hacemos en Ikea. Sin embargo, para otras personas, puede ser un suplicio, pues encontrarse uno en hora punta, o ver que no les cabe el mueble en casa, no es agradable.

Si alguna vez has ido a un Ikea y has tenido algunos problemas, no te preocupes, pues vamos a ver los 10 trucos para ir y no morir en el intento. Veremos cómo evitar las colas, cómo ahorrar dinero, e incluso veremos cómo puedes conseguir un café gratis en el establecimiento.

Elige una hora correcta para ir a Ikea

Ikea

Mucha gente tiene como hobby ir a Ikea, sin embargo, ir a una hora en la cual haya mucha gente, no será nada agradable. Enormes colas, grandes aglomeraciones y mucho ruido, y eso, a nadie le gusta. El truco, es ir cuando no haya mucha gente, para así, encontrarte el lugar con poca gente.

Por ejemplo, ir al mediodía está bien, pues la gente está comiendo. Eso sí, lo más importante es evitar ir los viernes por la tarde o los fines de semana, pues debido a los descansos del trabajo, son los días en los cuales hay más gente. Si tu horario de trabajo te lo permite, ve un día de diario, pues en esos días, no habrá mucha gente independientemente de la hora.